Cultura

Próximas sesiones en JUEVES DE CINE EN CASA BUÑUEL Conversaciones sobre cine mexicano

CulturaUNAM
Las próximas sesiones
Las siguientes sesiones de Jueves de Cine en Casa Buñuel tendrá como invitados a la actriz Diana Bracho, presentada por el realizador Alejandro Pelayo, el 18 de junio y el jueves 25 a la diseñadora de vestuario Mariestela Fernández presentada por la directora de arte Bárbara Enríquez. Las sesiones son en punto de las 18:00 horas. Esta iniciativa es parte de la campaña #CulturaUNAMEnCasa y es una colaboración entre la AMACC, Cultura UNAM, la Filmoteca de la UNAM y la Cátedra Ingmar Bergman en Cine y Teatro.
Las sesiones se transmiten en vivo a través de Cultura en Directo.UNAM (YouTube) y los interesados podrán, además, formularle preguntas al invitado. Continuamos con los Jueves de Cine en Casa Buñuel
Sesión anterior
En su décima sesión el pasado 11 de junio y que fue transmitida por el canal Cultura en Directo.UNAM en YouTube, el invitado fue el destacado cinefotógrafo Toni Kuhn. El encargado de conducir la plática fue el director, productor y fotógrafo Juan Carlos Rulfo, entre sus obras se encuentran: El abuelo Cheno y otras historias (1995), Del olvido al no me acuerdo(1999), En el hoyo (2006) y Érase una vez (2018).
Durante esta entrañable conversación se rememoraron las experiencias y enseñanzas que el fotógrafo de cine Toni Kuhn ha cosechado a lo largo de sus doscientos títulos filmados entre largometrajes, cortos de ficción, comerciales y documentales, y  sus colaboraciones en países como México, Suiza, Francia, Alemania, Estados Unidos y la India, así como su participación con directores como Raúl Kamffer, Alfredo Joskowicz, Dana Rotberg, Guita Schyfter, Ariel Zúñiga, Juan Mora Catlett, Paul Leduc y Jaime Humberto Hermosillo, entre otros.
El trabajo de Toni Kuhn se ha exhibido en museos y galerías de México y el extranjero, y su obra publicada en libros y revistas especializadas. En 2005 se editó La noción del tiempo, libro que presenta más de tres décadas de su trabajo en 218 fotografías. Desde 1978 ha impartido clases en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la UNAM, el Centro de Capacitación Cinematográfica y en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, Cuba. Ha obteniendo el Ariel en tres ocasiones: en 1982 por ¡Ora si tenemos que ganar! (1978), en 1983 por Uno entre muchos (1981) y en 1984 por El diablo y la dama (1984). En 2018 le fue entregado el Ariel de Oro por su trayectoria. Es miembro emérito de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas.
Sus inicios
Uno de los primeros temas que se abordaron en la conversación fue el proceso de inserción en el cine. Kunh comentó que uno de los filmes que le incitaron a adentrarse de lleno en el cine fue la película Un condenado a muerte se escapa (1956) de Robert Bresson, en el cual descubre el lenguaje cinematográfico y buscando acercarse a este arte de una manera profesional decidió entrar al CUEC, en donde conocería a profesores de la talla de Antonio Reynoso, Rosario Castellanos y Edmundo Valadés.
Entrando en el terreno de la imagen, Juan Carlos Rulfo hizo una reflexión sobre ¿qué es el encuadre? Para responder, Toni Kuhn comentó que el encuadre no es otra cosa más que discriminación de espacio en pantalla; esta acción siempre busca crear un interés visual en el espectador  a través de los colores y la luz, pero es importante otorgarle libertad a la actuación del actor, ya que esta se vuelve un punto de apoyo importante a la hora de crear la ilusión en la pantalla.
Kuhn rememoró su trabajo con Alex Phillips, cine fotógrafo mexicano del mediados del siglo XX, con quien realizó cuatro largometrajes y doce programas  televisivos de 30 minutos.
Una parada obligada dentro de este tema fue su extensa colaboración en diversos proyectos con el actor, cineasta, guionista y productor mexicano Alfredo Joskowicz, con el que colaboraría en filmes como El cambio (1975), Crates (1970), Meridiano 100 (1974) y Constelaciones (1979). Esta experiencia lo marcaría a nivel profesional debido al buen ambiente colaborativo que se vivía en los rodajes y la libertad de experimentación desde su trabajo fotográfico.
Como fotógrafo también incursionó en el mundo de las telenovelas y para adentrarse de lleno en este género tuvo que recurrir a colaborar con una de las casas productoras más grandes de América. Trabajar en Televisa fue una experiencia particular debido al vertiginoso ritmo de trabajo y calidad con que se producen los fragmentos televisivos, contrastado con la incertidumbre laboral a la que todos los empleados están sometidos.
Para concluir esta plática se le cuestionó a Kuhn acerca de su opinión y discrepancias entre el cine análogo y el cine digital, a lo que el fotógrafo comentó que el soporte influye en la libertad a la hora de editar las cintas  e incluso podrían llegar a tener un rango más amplio de colores pero no en la intención de la imagen “Da lo mismo, lo que importa es el mensaje”
Dentro del mundo del cine todo es imagen, en todo momento nuestros ojos buscan detalles entres encuadres y escenografías. Para Toni Kuhn la fotografía de un rodaje se vuelve un lienzo en blanco que poco a poco se va pintando de luz y siluetas que se vuelven familiares con el correr de los minutos. Mirar el cine buscando una belleza dentro de la pantalla, ese es el cine de Kuhn.

Deja tu comentario

Comentarios