Cultura

La UNAM inaugura Xaltilolli. Un espacio de artes, memorias y resistencias

CulturaUNAM
Xaltilolli es sede del Fondo Universitario de Arte Indígena Antiguo, constituido por más de 15,000 piezas

¿Ya conoces el nuevo espacio del Centro Cultural Tlatelolco de la UNAM? Se llama Xaltilolli yes un centro de interpretación que se inauguró el pasado 30 de noviembre; se trata de un lugar que permite reflexionar y repensar el arte, las memorias y las resistencias que han existido en nuestro país a lo largo de la historia.

 

Este centro toma su nombre del vocablo Xaltilolli, que viene del topónimo en náhuatl de Tlatelolco: “lugar en el montículo de tierra”. Se trata de un proyecto para la construcción de sentidos a partir de la memoria social y la resistencia cultural.

 

Xaltilollio cupa casi 1,000 metros cuadrados del CCUT en dos niveles, entre sus objetivos se encuentran problematizar y cuestionar la narrativa oficial desde el arte y la historia (poniendo al sujeto como agente principal), así́ como promover y activar la memoria, provocar la reflexión y la acción propositiva para la transformación de nuestra realidad.

 

Xaltilolli tiene como origen una colección de 15,200 objetos que integran el Fondo Universitario de Arte Indígena Antiguo. Dicho fondo reúne 3,003 piezas prehispánicas del CCUT y 12,317 piezas del acervo de arte arqueológico de la UNAM, que hasta ahora se encontraba resguardado en las bóvedas del Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC).

 

Las piezas provienen de diversas colecciones privadas, conformadas antes de 1972, cuando se promulga la Ley Federal de sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, que establece la propiedad de la nación sobre los bienes arqueológicos. Fueron reunidas y después cedidas a la UNAM por apasionados del arte, interesados en conocer y estudiar las culturas que las elaboraron.

 

 

El centro de interpretación

Mientras que un museo tiene como ejes el cuidado y la exhibición de una colección, un centro de interpretación permite que las personas que lo visitan se formulen sus preguntas y lleguen a sus propias conclusiones.

 

Su propósito es generar vínculos emocionales e intelectuales con los contenidos presentados. Por ello, Xaltilolli es un espacio diseñado para la diversidad humana que propone narrativas abiertas y libres.

 

El proyecto se construye sobre dos ejes espacio-temporales: Tlatelolco como sitio emblemático de la memoria histórica de la Ciudad de México, y el arte indígena, desde sus orígenes hasta nuestros días. En ambos se entretejen la memoria colectiva y las diversas formas de resistencia cultural vividas por personas y comunidades.

 

 

El espacio expositivo

Esta propuesta académica y expositiva surge de un proyecto colaborativo en el que participaron cerca de 40 investigadores e investigadoras de la UNAM, cuenta con cuatro programas: la exposición Xaltilolli, un programa académico y publico, el Fondo Universitario de Arte Indígena Antiguo (integrado por más de 15,000 piezas que han sido donadas a la colección arqueológica de la UNAM) y un Centro de documentación que integrará en procesos de largo plazo a comunidades diversas. El recorrido abarca periodos como el virreinato, el siglo XIX, el siglo XX y el periodo contemporáneo.

 

La sala introductoria está integrada por los módulos Memoria y resistencia y Cosmovisión (mexica). La parte dedicada a Tlatelolco está formada por núcleos como origen y fundaciones, momentos de crisis, alianzas y tensiones, identidades y  resistencias, comunidades tlatelolcas y arte en Tlatelolco.

 

Por su parte, la sala dedicada al arte aborda los temas usos y abusos de la herencia cultural, arte como identidad, arte como mensaje, arte como memoria y arte como resistencia. La última sección de este segmento está dedicada al Códice Florentino.

 

El recorrido culmina con un epilogo, concebido como un espacio para la reflexión.

Los objetos exhibidos en Xaltilolli están pensados para ser abordados desde distintas formas de comprensión, experiencia y acercamiento a la información, por lo que el recorrido tiene una combinación de recursos digitales, escritos, táctiles, sonoros, mecánicos y lúdicos, con los cuales se crea un entorno flexible, intuitivo y equitativo para todas las personas.

 

Destaca una maqueta a gran escala que explica el territorio de Nonoalco-Tlatelolco en cinco de sus diferentes etapas históricas, además de mapas en 3D, proyecciones holográficas y maquetas a tamaño real.

 

El Centro exhibe obras tanto del Fondo Universitario de Arte Indígena Antiguo como otras solicitadas en préstamo al Museo Nacional de Antropología, al Museo Regional de Puebla, a la Zona Arqueológica de Teotihuacán, al Museo de Antropología de Xalapa, al Museo del Templo Mayor, a la Catedral de Tlalnepantla, a la Secretaría de Hacienda y Crédito Publico, a la Fundación ICA, así́ como a colecciones privadas y artistas. Contará también con reproducciones de obras de diversos orígenes, localizadas tanto en México como en el extranjero. En este ultimo caso se encuentra una reproducción de la Piedra del Sol.

 

Pueden apreciarse también obras contemporáneas realizadas por encargo, que formarán parte de la colección del CCUT, creadas por artistas como Mazenett y Quiroga, Arturo Hernández Alcázar, Antonio Bravo, Balam Bartolomé́, Adam Wiseman, Citlali Fabián, Lukas Avendaño, Maruch Santiz Gómez, Octavio Aguilar, Mauro Quezada, Yutsil, Zapanteras Negras, Francisco Huaroco, Robin Canul, Erick López, Ricardo Martínez, Esther González, Sebastián y Francisco Eppens.

Fondo Universitario de Arte Indígena Antiguo

Si bien se crea un nuevo fondo universitario, que podrá crecer con nuevas incorporaciones, se mantendrá la distinción entre las colecciones que le dan origen: Stavenhagen, Molina-López, Ricardo Martínez, Spratling, Cordry, Kamffer, Lindau, Roch, Ricardo Hecht y Carlos Moguel.

 

Su apertura es parte del Programa México 500 con el que la UNAM conmemora los cinco siglos del periodo histórico conocido como la Conquista, esta nueva propuesta expositiva de Tlatelolco, busca distanciarse un poco de las típicas mecánicas de un museo tradicional, quiere ofrecer un espacio para la crítica y la reflexión colectivas a partir de las artes memorias y la resistencias.

 

Si quieres saber qué más podrás encontrar en este espacio recién abierto, el pasado 30 de noviembre, te esperamos de jueves a domingo, de 11 am a 5 pm, en el CCU Tlatelolco, ubicado en Ricardo Flores Magón 1, Nonoalco-Tlatelolco, Ciudad de México. Consulta: mexico500.unam.mx.

 

Deja tu comentario

Comentarios