Cultura

Videos de Logan Dandridge se exhiben en la Sala10 del MUAC

CulturaUNAM Nota: Rene Chargoy.
Black Continuum y Reprise, obras en las que la memoria guía un trabajo radical sobre la violencia racista

“Los videos de Logan Dandridge dialogan con las narrativas y los imaginarios afroamericanos para explorar el papel de la memoria en los procesos de liberación, reinvención y sanación de una subjetividad históricamente atravesada por la violencia racista”. En la Sala10 virtual del Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC) se exhiben, hasta el 16 de octubre, Black Continuum y Reprise, ambos producidos en 2019.

Son dos breves videos de este artista de las imágenes en movimiento, cuyo trabajo por lo general se enfoca a interpretar los matices de la cultura afroamericana a través de la poética y la estética del cine experimental. En esta ocasión, Dandridge interroga varias historias a través de una combinación de ensamblaje de fragmentos de material fílmico, en los que se exponen acontecimientos de mediados del siglo pasado y otros más recientes, todos ellos emblemáticos en la historia contemporánea de los Estados Unidos.

De acuerdo con la curadora de la exposición virtual, Alejandra Labastida, el autor plantea en estas dos obras un ejercicio interesante, en términos de trabajar con la memoria de una manera muy experimental y radical sobre las violencias racistas.

El video Reprise se ha presentado en otros museos como instalación con superposición y orientación multicanal. En el MUAC se proyecta en una sola pantalla, suficiente para percatarse de que muchas de las imágenes de archivo utilizadas se conforman de manera experimental, y que en su combinación logran establecer un ritmo que se sostiene gracias a las frases seleccionadas por Dandridge, y que en cierto modo son un poema continuo, idea que refrenda Alejandra Labastida: “A él le interesa el tiempo variable, trabaja desde lo visual y la música. Las imágenes que ocupa son icónicas y juegan a otro ritmo”.

“Nos encontramos con un espacio hipertraumático que incorpora la magia y el pensamiento radical nuevo como el afrofuturismo. Es el ejercicio de la memoria como hechizo. Algo puede suceder allí… Se trata de un juego rítmico que abre diferentes caminos y portales… La escala se abre hasta el universo. Se empieza a proyectar a diferentes lados para no quedarnos paralizados por la violencia de la que se está hablando”, comenta en entrevista la curadora.

“He aquí la declamación como un mantra, imágenes que se acompañan rítmicamente, un salto hacia el universo. Hay que dejarse llevar en este viaje a la memoria. Recomiendo ver el video más de una vez, primero con subtítulos y luego sin fijarse en ellos para imbuirse en el ritmo y aliarse con éste”.

En la presentación que se hace de la exhibición en el sitio del MUAC se lee: “En su acercamiento, a la vez experimental y documental, Dandridge genera montajes de momentos y gestos históricos de personajes, como Malcolm X, Angela Davis, Shirley Chisholm, John F. Kennedy, Muhammad Ali, Martin Luther King Jr., Arthur Ashe ganando Wimbledon, Colin Kaepernick arrodillándose en la NFL y el saludo de Black Power en las Olimpiadas de 1968, que mezcla con videos de rap, deportistas, bailarines afroamericanos y tomas de cámaras de vigilancia. Estas imágenes se ensamblan al ritmo de la poesía hablada inspirada en el jazz, el hip hop y otras experimentaciones sonoras”.

En una entrevista que Labastida le hace a Dandridge, y a la que se puede acceder en el mismo sitio del museo, menciona que el artista afroamericano “retoma la estrategia de emplear el ritmo para politizar el trauma y hacerlo soportable”. Y añade: “Su repertorio, claro, no se conforma únicamente de sonidos, sino también de coreografías de imágenes. El artista postula la memoria como una sustancia mística, que a pesar de ser profundamente dolorosa, debe reconocerse como una de las riquezas y los poderes compartidos de la comunidad afroamericana. La cuestión está en qué tipo de relación se establece con esta memoria”.

Dandridge navega esta memoria “como un río o túnel mágico que puede abrir portales”, y sus videos, así considerado por Labastida, “contienen los códigos para acceder a ellos”.

Esta es la primera vez que el público mexicano tiene acceso al trabajo de quien “en su obra cuestiona, a través de la poética y la estética del cine experimental, conceptos como la espiritualidad, el gótico, la ciencia ficción, la negritud y el sur de Estados Unidos y sus propios vínculos familiares”.

Black continuum y Reprise son dos videos que pueden verse en muac.unam.mx/exposicion/sala10-logan-dandridge, y en los que su autor combina personajes y momentos históricos, en un intento genuino por “imaginar la memoria menos como un ser humano o como un comportamiento sináptico, y más como un fenómeno negro radical y transformador”.

 

Deja tu comentario

Comentarios