Campus Ciencia

Universitario exitoso en Bristol, Inglaterra

Luisa González

El 2016 no existe para nosotros, hay recesión económica en México, en Reino Unido con el Brexit y ahora se agudiza con Trump. Obviamente nadie quería que ganara, pero ayuda a visualizar los problemas existentes y que los medios se empeñaban en minimizar, comenta Luis Ángel Contreras, estudiante de doctorado en Ciencias de la Computación, en el Área de Visión por Computadora, en la Universidad de Bristol, Inglaterra.

Recibió en julio mención honorífica del Premio Carlos Fuentes-Mex Soc que otorga la Embajada de México en Reino Unido y la Sociedad Mexicana de Estudiantes. Esta distinción fue por su trabajo “Simultaneous Localization And Mapping (SLAM)”, robótica a nivel de inteligencia artificial.

Sus amigos le dicen Tenshi (Luis Ángel en japonés), estudió la licenciatura y la maestría en la Facultad de Ingeniería de la UNAM. Durante su estancia en la universidad inglesa relata que no ha sufrido ningún tipo de racismo o actos de intolerancia. La economía depende mucho de los estudiantes internacionales: “He escuchado casos, más cuando fueron los resultados del Brexit, pero se ha ido normalizando la situación”.

Habla inglés, japonés y portugués, hace amigos por todos lados, en la Universidad de Bristol no ha sido la excepción: “Hay lugares de comida de muchos países alrededor de la Universidad, por lo que no es difícil conocer gente en este contexto. Además, hay muchas sociedades estudiantiles en las que puedes encontrar personas con intereses comunes. Los latinos solemos ser muy unidos, supongo que es para asimilar mejor el cambio cultural”.

Estar lejos de su país no lo ha deprimido, tiene un buen plan de trabajo, amigos y actividades extracurriculares. Cuando estudiaba en la UNAM era un gran asiduo al Taller Coreográfico de la UNAM. En Bristol asiste también a eventos de danza, teatro y demás actividades culturales como el “Mexican Day of the Dead”, evento organizado por la Sociedad Mexicana de esa universidad, en el cual hubo comida típica mexicana, ofrendas, música y hasta selfies con La Catrina.

Le falta un año para terminar su doctorado. Aún no sabe qué hará al terminar sus estudios en Inglaterra: “Mi plan es hacer siempre las cosas lo mejor que pueda, para que cuando me toque decidir, tenga más opciones”, finaliza.

Deja tu comentario

Comentarios