Campus

¿Qué fue de tus propósitos de Año Nuevo?

Fabiola Méndez/Damián Mendoza
“Los propósitos sólo se vuelven discusiones de café porque no hay relación entre lo que se dice y lo que se hace".

Eres asiduo visitante del gimnasio y en estos días de marzo disfrutas más las instalaciones porque la euforia de los propósitos de Año Nuevo terminó. “Son como una flama incandescente que se apaga en el mismo instante que se enciende”, señaló Ricardo Trujillo Correa, académico de la Facultad de Psicología de la UNAM.

Trujillo Correa refirió que no hay ninguna investigación psicológica que afirme que esa emoción dura una semana, “somos seres conservadores y poco propicios al cambio, aun sabiendo lo mal que nos causa fumar”.

En entrevista para UNAM Global, el investigador universitario expresó que un 80 por ciento de las personas que se proponen algo en esa época fracasan. “Las personas no cambian, simbólicamente, el Año Nuevo es un nuevo inicio y una especie de replanteo pero somos seres de costumbres”.

En ese contexto, los propósitos se quedan en la dimensión pública donde la gente establece mitos para que sean eficaces, “los propósitos sólo se vuelven discusiones de café porque no hay relación entre lo que se dice y lo que se hace, además, el cambio puede darse dentro de los 365 días del año, si alguien va a cambiar no importa en qué etapa de año lo haga”, finalizó el académico.

Deja tu comentario

Comentarios