Ciencia NewsFeed Salud

Separar a los recién nacidos de las madres con COVID-19 supone un grave riesgo para los bebés

ONU Noticias
Mantenerlos juntos y en estrecho contacto puede salvar en cambio hasta 125.000 vidas, ya que el contacto inmediato y prolongado de piel con piel con uno de los progenitores y la lactancia materna son especialmente importantes para los bebés prematuros o de bajo peso.

La separación en algunos países de los recién nacidos de sus progenitores, especialmente la madre, si se sospecha que estos pueden estar contagiados por el coronavirus, aumenta el riesgo de muerte y de complicaciones para toda la vida del bebé, destaca un nuevo estudio de la Organización Mundial de la Salud.

El informe publicado por la revista médica The Lancet EclinicalMedicine señala que es de vital importancia el contacto estrecho entre el recién nacido y sus progenitores, sobre todo para los bebés prematuros o de bajo peso.

Esta situación se produce mayoritariamente en los países más pobres, que cuentan con la mayor cantidad de partos prematuros y defunciones infantiles. Según el estudio este riesgo aumenta cuando no se aplica el “método de la madre canguro”, que implica que el recién nacido permanezca en contacto estrecho con uno de los progenitores, normalmente, la madre.

De aplicarse esta técnica se podrían llegar a salvar hasta 125 mil vidas de recién nacidos, ya que el contacto inmediato y prolongado de piel con piel con uno de los progenitores y la lactancia materna son especialmente importantes para los bebés prematuros o de bajo peso y reducen la mortalidad infantil al menos en un 40 por ciento, la hipotermia en más de un 70 por ciento y las infecciones graves en un 65 por ciento.

https://news.un.org/es/story/2021/03/1489562

Deja tu comentario

Comentarios