Astronomía Ciencia Sociedad

¿Qué maravillas astronómicas podemos ver en diciembre?

Michel Olguín Lacunza

Para cerrar el 2022, llegan al cielo algunas maravillas del Universo que podremos disfrutar durante el último mes del año. Ahora bien, la mejor manera de disfrutarlas es salir de la ciudad, buscar algún lugar donde no haya exceso de luminosidad, recomienda Julieta Fierro Gossman, investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM.

A continuación presentamos una breve lista de los mejores fenómenos astronómicos que se podrán observar este mes;

  1. Estrella polar: Una forma muy antigua que los marinos utilizaban para orientarse era buscar la Estrella Polar, que se ubica hacia la puesta del Sol. Si se levanta la vista unos 20 grados encima del horizonte, es decir, una altitud de dos dedos puestos sobre el horizonte, se podrá ver la famosa Estrella Polar. Aunque será un poco difícil ubicarla porque su brillo es bastante débil.
  2. Vía Láctea: En el invierno se puede ver este conglomerado de cien mil millones de estrellas, donde vivimos nosotros. Se ve de lado porque estamos sumergidos dentro de ese conjunto de estrellas. Pareciera una banda lechosa en el cielo. Por cierto, Galileo fue el primero que la identificó.
  3. Lluvia de estrellas de las Gemínidas: Aunque el mejor momento para verlas estará entre el 14 y 15 de diciembre, en esos días la Luna estará con 67 por ciento de su brillo, lo que dificultará que podamos disfrutar completamente este fenómeno.
  4. Lluvia de estrellas Úrsidas: El cometa responsable de esta lluvia de estrellas es el 8P/Turttle; podrá observarse en su mejor punto el 22 y 23 de diciembre. Además, se verá fácilmente porque la Luna estará con una fase del 0.5 por ciento.

¿Cómo se producen las lluvias de estrellas?

Vienen de cometas o asteroides desintegrados, explicó la astrónoma. Los cometas son cuerpos celestes del tamaño de cadenas montañosas, como si fueran muéganos construidos con rocas y materiales volátiles, como agua, metano, hielo seco, etcétera.

Casi todos se ubican más allá de la órbita de Plutón, pero de vez en cuando alguno se acerca al calor del Sol y su núcleo se evapora. Así, se rodea de una envolvente gaseosa.

El viento solar empuja los gases de los cometas lo que da lugar a la formación de la cola, que siempre apunta en dirección contraria al astro rey.

Los cometas van dejando pedacitos en su trayecto, y cuando la Tierra pasa por la órbita de un cometa desintegrado esos pedacitos de asteroides caen en nuestra atmósfera y parecen estrellas fugaces que llamamos lluvias de estrellas.

Para ver estas maravillas astronómicas, la investigadora del Instituto de Astronomía recomienda que los interesados se reúnan con grupos de astrónomos aficionados porque ahí encontrarán telescopios y talleres, ya sea en plazas públicas o sitios arqueológicos.

Deja tu comentario

Comentarios