Investigación Medio Ambiente NewsFeed Salud

¿Puede el calor extremo del cambio climático afectar el comportamiento humano?

Science News
El calor afecta el comportamiento humano. Imagen: solidaridaddigital.es

Fisiológicamente, los cuerpos de las personas no están hechos para soportar el calor más allá de las temperaturas húmedas (o de bulbo húmedo), es una medida combinada de calor y humedad, que se toma con un termómetro cubierto por un paño empapado en agua, y 35°C de temperatura húmeda es el límite que el cuerpo humano es capaz de soportar y no es capaz de enfriarse por medio del sudor.

La creciente evidencia muestra que cuando el calor afecta el cuerpo de las personas, su desempeño en diversas tareas, así como los mecanismos generales de afrontamiento, también se ven afectados. Los investigadores han relacionado el calor extremo con una mayor agresión, una menor capacidad cognitiva y pérdida de productividad.

Con el aumento de las temperaturas globales y las olas de calor sin precedentes que son cada vez más comunes en varias partes del mundo, los efectos del calor extremo en el comportamiento humano podrían plantear un problema creciente.

Calor y agresión

Durante el año 2000, el psicólogo social Craig Anderson y sus colegas realizaron un experimento, en este estudio colocaron a varios grupos de estudiantes en diferentes cuartos (5 cuartos cada uno con diferentes temperaturas, desde los 14-36°C). Después los investigadores mostraron 4 vídeos de parejas que dialogaban, un vídeo tenía un tono neutro, mientras que los tres restantes mostraban una tensión creciente.

Luego, los investigadores les pidieron a los estudiantes que calificaran el nivel de hostilidad de las parejas. Anderson, descubrió que los estudiantes en habitaciones incómodamente cálidas calificaron a todas las parejas, incluso la neutra, como más hostiles que los estudiantes en habitaciones con temperaturas agradables (curiosamente, los estudiantes en cuartos fríos incómodos también calificaron a las parejas como más hostiles).

El calor tiende a hacer que la gente se vuelva más irritable, dice Anderson, y como resultado, “tienden a percibir las cosas como más desagradables cuando están en un sitio muy caliente que cuando están cómodas”.

La investigación sugiere que tales percepciones pueden dar paso a la violencia real cuando las personas carecen de una vía de escape.

Este y otros estudio demuestra que los delitos violentos aumentan en los días con temperaturas altas. Como observaron investigadores en Los Ángeles durante los meses de mayo-septiembre 2021 con temperaturas entre los 24-32°C, con aumentos del 10% de los delitos violentos.

Calor y rendimiento

La relación entre el calor y el comportamiento humano se extiende mucho más allá de la violencia.

Como demostró Parque R. Jisung de la Universidad de California en Los Ángeles, quien analizó los puntajes de casi 1 millón de estudiantes y alrededor de 4.5 millones de exámenes de 1999 a 2011. Ese análisis, que apareció en el Journal of Human Resources, encontró que los estudiantes que toman el examen en un día de aproximadamente 32°C tienen un 10% menos probabilidades de aprobar una materia determinada que si hubieran realizado ese examen en un día de 24°C.

Park y sus colegas también observaron cómo las altas temperaturas podrían afectar el desempeño de los estudiantes en todo el país. Esta vez, se acercaron al PSAT, un examen estandarizado administrado a estudiantes de secundaria que mide la preparación para la universidad y proporciona un camino hacia las becas. El equipo evaluó 21 millones de puntajes de casi 10 millones de estudiantes que tomaron el examen al menos dos veces entre 1998 y 2012. De esa manera, los investigadores pudieron comparar el desempeño de los estudiantes en relación con ellos mismos. El equipo también correlacionó los puntajes de los exámenes con los datos de temperatura diaria de alrededor de 3,000 estaciones meteorológicas en todo el país, así como información sobre el acceso de cada estudiante al aire acondicionado.

Los puntajes de los estudiantes generalmente aumentan entre la primera vez que toman el examen y el segundo. Pero incluso cuando los investigadores tomaron en cuenta ese aumento, los estudiantes de las escuelas sin aire acondicionado obtuvieron puntajes más bajos de lo que se esperaba, los investigadores publicaron en el American Economic Journal: Economic Policy sus resultados.

Según el investigador, Colin Raymend, del Jet Propulsion Laboratory de la NASA, el hecho de que las temperaturas hayan alcanzado ese límite fisiológico en algunos lugares de la Tierra “es un conocimiento esencial para nosotros como especie”, y en su opinión: Si las emisiones de carbono no se reducen drásticamente y de forma inmediata, estos casos extremos y relativamente raros serán cada vez más comunes y se extenderá a todo el planeta. Se trata de condiciones que serían insoportables para las personas sin tecnologías como el aire acondicionado, y hacen que cualquier actividad o trabajo al aire libre sea prácticamente imposible. “Es probable que tengamos que repensar cómo vivir en lugares que experimentan condiciones que van más allá de lo que hemos evolucionado para soportar”.

Fuente: Science News y ABC Ciencia

 

Deja tu comentario

Comentarios