Academia Campus Ciencia

Por sus besos los reconoceréis

Magali Espinosa / Farrah de la Cruz Cárdenas
El Laboratorio de Antropología y Odontología Forense de la UNAM ha creado la Colección Odontológica Nacional de Interés Forense para generar una base de datos de la población mexicana

Con el apoyo de la División de Estudios de Posgrado e Investigación de la Facultad de Odontología, el Laboratorio de Antropología y Odontología Forense (LAOF) de la UNAM ha creado la Colección Odontológica Nacional de Interés Forense, cuyo objetivo es generar una base de datos de la población mexicana y facilitar la identificación de cuerpos por medio de sus registros odontológicos.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en México la violencia aumentó un 9.6 por ciento a nivel nacional de enero a marzo del 2019, en comparación con el mismo periodo en 2018, por lo que la identificación de restos humanos reviste especial importancia en el país.

La Colección Odontológica Nacional de Interés Forense está conformada por diversos tipos de muestras, desde donaciones de dientes extraídos a pacientes, modelos de yeso cortesía del posgrado de Odontología, hasta huellas labiales.

En entrevista con UNAM Global, la doctora Ivet Gil-Chavarría, responsable del LAOF, comentó que “aceptamos dientes que son extraídos a los pacientes y que los donen a nuestro laboratorio donde hacemos estudios de dimorfismo sexual para estimación de sexo en los casos donde sólo se encuentran dientes. Los que se dedican a la ciencia forense tendrían que dar datos a partir de esas muestras como de qué sexo era esa persona o su edad”.

Dona un beso a la ciencia

Una rama importante de la Colección Odontológica Nacional de Interés Forense es el estudio queiloscópico (análisis de los surcos de los labios) de la tesista de la Facultad de Odontología, Cynthia San Juan Moro, quien asesorada por la doctora Gil-Chavarría y el doctor Mirsha Quinto-Sánchez, analiza las características de las huellas labiales para la identificación de personas.

“Los labios, la comparación más sencilla es que sus características son muy similares a las de las huellas dactilares. Son únicas en cada uno de nosotros, los surcos que presentamos en los labios son únicos, son perennes, no cambian durante toda la vida y podemos realizar confrontas para identificar a una persona”, explicó Gil-Chavarría.

Por ello, se creó la campaña Dona un beso a la ciencia que tiene como fin la recolección de registros de la población mexicana para la investigación y la creación de una base de datos que permita añadir un factor más de identificación humana.

Ante las posibles alteraciones de las huellas labiales provocadas por las cirugías estéticas, Gil-Chavarría acotó que si bien existen factores que pueden modificar el volumen de los labios, lo que se estudia en un análisis de queiloscopía son los surcos que existen en las huellas, los cuales se mantienen a lo largo de la vida del individuo. “Realmente serían casos muy drásticos donde se afectaría esta anatomía”, añadió.

Actualmente, la base de datos de huellas labiales cuenta con más de 100 registros donados por la población mexicana, por lo que el LAOF invita a la comunidad universitaria y a la sociedad en general a donar un beso a la ciencia.

Para más información visita la página del Laboratorio de Antropología y Odontología Forense.

Deja tu comentario

Comentarios