Ciencia Medio Ambiente NewsFeed Sociedad

Pérdida catastrófica y continua de anfibios por enfermedad fúngica

Universidad Nacional de Australia
Pérdida-de-anfibios-por-enfermedad-fúngica-UNAMGlobal
Esta rana de ojos rojos cubierta por el hongo (Duellmanohyla soralia) es una de las cientos de especies impactadas negativamente y ahora está en peligro de extinción. Imagen: ANU

El hongo Batrachochytrium dendrobatidis provoca la quitridriomicosis, una enfermedad que afecta a la mayoría de especies de anfibios del mundo. El hongo es originario de Asia, donde las especies locales parecen no verse afectadas por la enfermedad que provoca.

Un estudio internacional dirigido por la Universidad Nacional Australiana (ANU), fue publicado en Science, y confirma que el hongo quitridio es la especie invasora más destructiva que se conoce: al menos 501 especies de anfibios han sufrido declives poblaciones, y de ellas 90 se han extinguido a causa del patógeno, en los últimos 50 años.

La quitridiomicosis ataca la piel de los anfibios e impide la correcta regulación del agua y los electrolitos, generando un fallo cardiaco en los animales. “Se trata de una enfermedad muy virulenta que afecta a la fauna silvestre y está contribuyendo a la llamada Sexta Extinción masiva de especies en la Tierra“, explica Ben Scheele, investigador de la Universidad Nacional de Australia y autor principal del trabajo publicado.

La enfermedad mortal, la quitridiomicosis, está presente en más de 60 países; las partes más afectadas del mundo son Australia, América Central y América del Sur.

Dijo que el número sin precedentes de declinaciones coloca al hongo quitrídico entre las especies invasoras más dañinas del mundo, similar a las ratas y los gatos en términos de la cantidad de especies que cada una de ellas pone en peligro.

Las enfermedades de la fauna altamente virulentas, incluida la quitridiomicosis, contribuyen a la sexta extinción masiva de la Tierra“, dijo el Dr. Scheele.

La globalización y el comercio de especies silvestres son las principales causas de esta pandemia mundial y permiten que continúe la propagación de la enfermedad“, dijo. “Los humanos están moviendo plantas y animales alrededor del mundo a un ritmo cada vez más rápido, introduciendo patógenos en nuevas áreas“.

El Dr. Scheele dijo que se necesitaba con urgencia una mejor regulación de la bioseguridad y el comercio de vida silvestre para prevenir más extinciones en todo el mundo.

Es realmente difícil eliminar los hongos quitrídicos de un ecosistema; si está en un ecosistema, lamentablemente se queda allí. Esto se debe en parte a que la enfermedad no mata a algunas especies“, dijo.

Por un lado, es una suerte que algunas especies sean resistentes al hongo quitrídico; pero, por otro lado, significa que estas especies portan el hongo y actúan como un reservorio para él, por lo que hay una fuente constante del hongo en el medio ambiente.

Deja tu comentario

Comentarios