Ciencia Humanidades

Para impulsar la presencia femenina en las ciencias debemos estar “nosotras para nosotras”: Antígona Segura

Omar Páramo

Las mujeres tenemos la misma capacidad que los hombres para hacer ciencia, pero histórica y socialmente nos han impuesto una serie de barreras a fin de dificultarnos el estar aquí, advirtió Antígona Segura Peralta, investigadora titular A en el Instituto de Ciencias Nucleares (ICN) de la UNAM.

Al impartir la conferencia Los siete planetas de la enana roja y ante un Auditorio Marcos Moshinsky rebasado en su capacidad, la experta en física espacial preguntó: “¿Cuántas mujeres en esta sala se dedican a alguna actividad científica?”, a lo que por respuesta obtuvo poco menos de una decena de manos levantadas.

Tras recordar que hoy, 8 de marzo, se conmemora el Día Internacional de la Mujer, la académica advirtió que tal disparidad es preocupante. “Para hacerle frente debemos crear comunidad y, lo más importante, es estar nosotras para nosotras”.

Y los datos respaldan las afirmaciones de Segura Peralta, pues en 2014 el mismo Conacyt reconoció que apenas el 34 por ciento de los miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) eran mujeres y datos recopilados en universidades de todo el país evidencian una grave subrepresentación femenina en sus órganos de gobierno.

“Necesitamos entender cuáles son los problemas que impiden a las estudiantes llegar aquí o por qué a nosotras, las jóvenes investigadoras, nos es tan difícil ocupar puestos de dirección o que nos reconozcan categorías SNI 3 o titular C”, denunció la astrónoma.

Rumbo a la transformación social

Se pensaría que gremios dedicados al conocimiento estarían vacunados contra estos lastres históricos y sociales, pero declaraciones como las formuladas hace año y medio por Tim Hunt, Nobel de Fisiología y Medicina en 2001 —quien señaló que si hay mujeres en los laboratorios ellas se enamoran de sus colegas “y si las criticas lloran”— muestran que aún hay un largo sendero por recorrer a fin de dejar atrás dichos atavismos.

“Incluso si revisamos las estadísticas de la UNAM observamos que nos vamos quedando en el camino. Llegamos aquí casi con las uñas y es descorazonador ver que aún persisten una serie de mecanismos que nos impiden avanzar”, subrayó Antígona Segura.

A pocos días de que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) diera a conocer un estudio —que contempló 14 países— donde se establece que la posibilidad de que una mujer concluya una licenciatura en ciencias es de 18 por ciento, una maestría de ocho y un doctorado de dos por ciento, la astrónoma llamó a modificar esquemas y paradigmas, “pues debemos darnos cuenta de que actuar de esta forma equivale a limitar a la mitad de la humanidad”.

Es importante empaparnos de temas de género, porque constreñir al 50 por ciento de la población y arrebatarle la posibilidad de contribuir a la ciencia va en detrimento de todos. Se trata de un problema que debemos resolver en conjunto y el primer paso es informarse, alertó.

Para finalizar, la académica invitó a todas las universitarias a acercarse y formar comunidades. “Honestamente no creo en el She for He, pero sí en que podemos lograr un cambio efectivo si estamos nosotras para nosotras”.

Deja tu comentario

Comentarios