Cultura Humanidades Sociedad

“Mujeres invisibles” destaca una brecha de datos de género enorme y peligrosa

Science News
Caroline Criado Pérez expone las innumerables formas en que la brecha de datos de género perjudica a las mujeres. "Ver a los hombres como el defecto humano es fundamental para la estructura de la sociedad humana", "es hora de que las mujeres sean vistas". Imagen: Science News

La reciente cancelación de la primera caminata espacial para mujeres ocurrió después de la publicación del libro “Las Mujeres invisibles” de Caroline Criado Pérez.

Pero la noticia, la falta de suficientes trajes espaciales para las mujeres, trajes que no estaban diseñados para la forma de los cuerpos de las mujeres en primer lugar, encajaría directamente en el mordaz derribo de Criado Pérez de un mundo que ignora las necesidades de la mitad de los población al no utilizar o incluso recopilar datos sobre las mujeres.

Criado Pérez argumenta convincentemente que esta brecha de datos de género le está costando a las mujeres su salud y sus vidas.

Desde la infraestructura de la ciudad hasta la seguridad del automóvil y la salud, la periodista Criado Pérez detalla lo que está en juego cuando los planificadores, políticos e investigadores (en su mayoría hombres) hacen la vista gorda a las necesidades de las mujeres.

Por ejemplo, cuando las mujeres conducen, lo hacen en vehículos con características de seguridad diseñadas para los hombres. Las mujeres tienden a ser más cortas que los hombres, y esto significa que necesitan sentarse más adelante en un automóvil para alcanzar los pedales. Sin embargo, esto no se considera la posición de asiento estándar, lo que hace que las mujeres que se acomoden sus asientos “fuera de posición”. De igual manera, los cinturones de seguridad no pueden muchas veces acomodarse en posiciones más “bajas” dejando el cinturón en un incómoda y peligrosa posición sobre el cuello.

Necesidades que no se tiene en cuenta en el diseño de un automóvil, pone a las mujeres en mayor riesgo de lesionarse en choques frontales. Y el riesgo se extiende a las colisiones desde atrás, ya que los asientos de hoy son demasiado firmes para proteger a las mujeres del latigazo, lo que las hace avanzar más rápido que los hombres.

¿El resultado? Aunque los hombres son más propensos que las mujeres a tener un accidente automovilístico, una mujer en una colisión “tiene un 47% más de probabilidades de sufrir lesiones graves que un hombre … y un 17% más de probabilidades de morir”, dice la periodista.

El hecho de no tener en cuenta de manera sistemática las diferencias en la fisiología, las células y las hormonas de las mujeres en el estudio de las enfermedades cardiovasculares, el dolor y otras afecciones médicas hace que los síntomas se eliminen y los tratamientos que sean menos efectivos para las mujeres. Y hay una sorprendente falta de comprensión de las enfermedades que afectan a las mujeres, como la endometriosis, una condición dolorosa en la que el tejido del útero crece en otras partes del cuerpo.

Incluso los períodos dolorosos, que afectan al 90% de las mujeres, no se toman en serio. Un pequeño estudio de 2013 descubrió que el citrato de sildenafil, comúnmente conocido como Viagra, proporcionó a los participantes cuatro horas de alivio del dolor de los cólicos menstruales sin efectos secundarios. El investigador principal solicitó financiamiento adicional para realizar un ensayo clínico más amplio, pero sus subvenciones fueron rechazadas, informa Criado Pérez, señalando que los comentarios que el investigador recibió cuestionaron si los períodos dolorosos eran un “problema prioritario de salud pública“.

Criado Pérez mantiene las revelaciones atontadas que fluyen de manera conversacional, haciendo que el lector sienta que está almorzando con un amigo divertido, entendido y apasionado. Cita muchas investigaciones, aunque a veces se refiere a artículos de noticias sobre estudios en lugar de a los estudios mismos. Eso deja abierta la posibilidad de que esos artículos hayan tergiversado los resultados. Pero Criado Pérez es convincente en su amplio argumento de que la falta de datos sobre las mujeres conduce a un mundo que no responde a sus necesidades.

Criado Pérez argumenta que solo se debe hacer que las mujeres sean visibles en las decisiones gubernamentales, la investigación médica y la planificación de la infraestructura, y eso requiere preguntar a las mujeres e incluirlas. “Cuando las mujeres participan en la toma de decisiones, en la investigación, en la producción de conocimiento“, escribe Criado Pérez, “las mujeres no se olvidan“.

Podemos notar como existe en la investigación y tecnología mucha discriminación, pues por otro lado también la población occidental continúa estando representada en exceso respecto a otras étnicamente más diversas que apenas son consideradas. Esta falta de diversidad en los estudios tiene serias consecuencias para la ciencia y la medicina.

Fuente: Science News

Deja tu comentario

Comentarios