Campus Ciencia

Tabaquismo, más mortal que el sida

Michel Olguín Lacunza / Diana Rojas García
En el mundo mueren alrededor de 7 millones de personas a consecuencia de las múltiples enfermedades asociadas a este vicio, y en México fallecen alrededor de 165 personas al día por esta causa y 65 mil al año

Los efectos del tabaco son de los más tóxicos. Se calcula que contiene alrededor de 4 mil sustancias químicas, de éstas 250 son altamente dañinas y al menos 70 producen cáncer. De hecho, las estadísticas de mortandad revelan que las enfermedades asociadas al tabaquismo son mayores en comparación con el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, accidentes automovilísticos, muerte materna, suicidio y homicidio, entre otros.

Al respecto, Guadalupe Ponciano Rodríguez, coordinadora del Programa de Investigación y Prevención del Tabaquismo de la Facultad de Medicina de la UNAM, explicó que al inhalar esta mezcla se expone al organismo a un daño grave.

De hecho, algunos autores han descrito hasta 50 enfermedades asociadas al consumo del tabaco. Por ello, no es de extrañar que actualmente la Organización Mundial de la Salud considere al tabaquismo como una de las principales causas de mortandad prevenible y discapacidad por enfermedades, e incluso, de muerte prematura.

En el mundo mueren alrededor de 7 millones de personas a consecuencia de las múltiples enfermedades asociadas a este vicio, y en México fallecen alrededor de 165 personas al día por esta causa y 65 mil al año. Si la situación actual no cambia, se calcula que para el año 2030 habrá 10 millones de muertes asociadas al consumo de esta sustancia.

Efectos físicos

El tabaco tiene un efecto sistémico, es decir, invade todos los órganos del cuerpo humano. Las principales enfermedades asociadas con su consumo se dan en el aparato respiratorio.

Se trata del primer punto de entrada, donde surge el enfisema pulmonar, la bronquitis crónica y que en conjunto conforman la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), enfatizó la experta.

Además, está el cáncer de pulmón, que es muy frecuente entre los fumadores. De hecho, se ha calculado que de cada 10 casos, nueve han sido ocasionados por el consumo del tabaco. El fumador tendrá un mayor número de infecciones respiratorias agudas, por ejemplo, el asma.

La académica universitaria señaló que el daño de esta adicción va mucho más allá. “Desde el punto de vista cardiovascular mueren más fumadores por infartos y embolias que quienes no consumen esta sustancia”.

Por otra parte, existen otras enfermedades que regularmente no se asocian al consumo del cigarro, pero finalmente están involucradas como la osteoporosis, úlcera gástrica, retinopatía, entre otras.

El consumo de tabaco durante el embarazo tiene efectos graves. “Desafortunadamente, cada vez hay más mujeres que deciden fumar durante esta etapa, aunque sólo disminuyen la dosis diaria”.

Las 4 mil sustancias químicas pasan a través de la barrera placentaria al cuerpo del bebé, y los daños van desde nacer con un peso bajo, una circunferencia craneoencefálica pequeña, una longitud mucho más corta de lo normal, alteraciones cardiacas, estrabismo, hasta malformaciones congénitas como labio leporino.

En 1988, la Organización Mundial de la Salud estableció el 31 de mayo como el Día Mundial sin Tabaco para concientizar a la población sobre los efectos negativos del tabaquismo a través de información científica.

 

Deja tu comentario

Comentarios