Academia Campus Investigación

Los une la ruta de un huracán, la bolsa de valores, el clima, la música. ¿Quiénes son?

Karina Canseco

La atracción por el estudio de las matemáticas se puede comparar con el amor, “está ahí, no sé qué es pero me late, hay algo especial, sientes que te gusta”, expresó el doctor Jesús Muciño Raymundo, especialista en sistemas dinámicos, geometría algebraica y diferencial.

En charla virtual y como parte del programa UNAM Morelia Conversa, académicos adscritos al Centro de Ciencias Matemáticas (CCM), una de las ocho entidades que integran el campus de la UNAM en Morelia, ofrecieron su visión acerca del estudio de las matemáticas, cómo surgió su interés por la ciencia y el trabajo que realizan en sus distintas áreas.

Comentó que entró a las matemáticas por curiosidad y cuando empezó a entender “el juego de la ciencia”, particularmente de la geometría, se enamoró de la profesión. Hoy, con 30 años de experiencia como matemático, Muciño Raymundo se dedica a resolver ecuaciones que gobiernan fluidos (la atmósfera, es un ejemplo), por medio de derivadas e integrales y enuncia resultados matemáticos.

Por su parte, el doctor Ulises Ariet Ramos García dijo que las matemáticas llegaron a él entre la secundaria y el bachillerato, por motivación de profesores que le mostraron la belleza de la ciencia exacta y despertaron su interés. “Cuando me enseñaron por primera vez una demostración en geometría clásica me enganchó”.

Fueron esos mismos mentores quienes lo acercaron a las Olimpiadas Nacionales en Matemáticas, “en el mundo de la geometría, la teoría de números y la combinatoria me surgió el gusto por resolver problemas”. Ariet ramos se dedica ahora al estudio del infinito (la complejidad de las matemáticas y hasta dónde pueden llegar).

Al doctor Edgardo Roldán Pensado las matemáticas le comenzaron a parecer atractivas en su niñez, por influencia de su padre que le ponía problemas y acertijos, retos que le gustaba resolver. En la primaria, apoyado por una profesora, fue descubriendo su afición por la ciencia, “era el niño ñoño que me quedaba después de clases a preguntar cosas extras de las matemáticas y lo disfrutaba mucho”.

Roldán Pensado hace investigación sobre las propiedades combinatorias de los objetos geométricos (Geometría Discreta), trabaja con los llamados “teoremas coloreados”, disfruta de plantear problemas conocidos como de “empaquetamiento” y temas relacionados con la geometría computacional “que está en la intersección de la computación y las matemáticas”.

¿Cómo es un matemático?

Jesús Muciño, matemático profesional, en su tiempo libre practica jardinería y carpintería, él no viene de una familia científica y reconoce que en el camino del aprendizaje a veces se desanimaba y luego volvía a continuar. “Yo no sabía dividir en primaria y siempre estaba temeroso de que la maestra me pasara a dividir al pizarrón”.

Su profesión le permite enunciar resultados matemáticos que pueden, por ejemplo, seguir la ruta de un huracán que entra a la costa michoacana y determinar si sigue a Querétaro o da la vuelta.

Cuando Ariet Ramos no hace matemáticas juega al basquetbol, corre, camina y disfruta de los autos deportivos. Él Ingresó a la Facultad de Ciencias de la UNAM y encontró muchas áreas que le llamaron la atención, pero hubo una que lo sedujo y es a la que ahora se dedica, el estudio de los métodos en matemáticas (metamatemáticas).

“Me dedico a saber si ciertos problemas tienen solución o no con los métodos existentes que tenemos. Una aplicación de esto es que se sabe que en la computación teórica hay problemas que no son solubles”, explicó.

Las aficiones de Edgardo Roldán, son sencillas, la jardinería, correr y los juegos de computadora, aunque reconoce que últimamente no juega casi nada porque tiene un hijo de tres años.

“Hay magia en las matemáticas, empiezas desde cero y poco a poco comienzas a construir la teoría, un proceso en el que hay varias formas de llegar a una conclusión con distintos argumentos que pueden ser muy ingeniosos”, añadió el especialista en el colorido Teorema de Helly.

¿Para qué sirven las matemáticas?

Las matemáticas son una estructura abstracta que articula todas las aplicaciones prácticas, la mayoría de los matemáticos en sus diferentes ramas de estudio se abocan a desarrollar esas aplicaciones.

En opinión de Muciño Raymundo, “aquello que nos aburría tanto en secundaria; entender el coseno, la tangente, el cateto opuesto, de ahí nace una semilla que cuando la cultivas te sirve para hacer, por ejemplo, música, gracias al Teorema de Fourier (análisis de ondas periódicas que da lugar a un mapa de armónicos), y entender el comportamiento de la bolsa de valores y el del clima, con la combinación de senos y tangenos.

Roldán Pensado indicó que las computadoras, hace un par de décadas, empezaron a jugar un papel muy importante en la resolución de problemas matemáticos, pero, advirtió, “los dispositivos tienen un límite y las matemáticas evolucionan”.

Por su parte, Ariet Ramos García explicó que en matemáticas hay ciertas verdades que son reales para todos, y hay reglas de deducción para, a partir de esos axiomas, poder deducir otras afirmaciones verdaderas, “ese es el mayor descubrimiento que han hecho los griegos, el método de demostración”.

Belleza y aplicaciones prácticas de las matemáticas

“Acceder a una verdad es llegar a una afirmación universal que es válida siempre, sigue pasos lógicos y rigurosos que hay que estar atendiendo para no cometer errores, ahí reside belleza, cuando uno logra entenderlos el espíritu se nutre”, afirmó Ariet Ramos.

“Crear sistemas de información, usando matemáticas, usando claves de tal forma que indicas a un robot cómo hacer cosas casi sin injerencia humana, es una complejidad maravillosa que no te puedes imaginar que se logre si no tienes matemáticas”, aseveró Jesús Muciño.

En ese sentido Edgardo Roldan explicó que Machine Learning o aprendizaje automático (cómo hacer para que una máquina aprenda) está relacionado con la Inteligencia Artificial, los robots pueden hacer muchas cosas pero “llevan muchas matemáticas (algoritmos) detrás”.

La Frontera del conocimiento

Es el límite entre lo que sí sabemos y lo que no, la frontera se va moviendo cada vez más, las matemáticas en sus distintas áreas no están terminadas, evolucionan, acotó el moderador de la charla, el físico José Antonio Zapata Ramírez.

Zapata Ramírez invitó a los estudiantes a acercarse a la Olimpiada Michoacana de Matemáticas y al concurso Canguro matemático y añadió que en la UNAM se imparte una carrera que se llama Tecnologías de la información, que busca formar a un profesionista en nuevas tecnologías informáticas.

Finalmente, UNAM Morelia Conversa, tiene como objetivo mostrar el trabajo académico de los integrantes del campus, promover en la sociedad la apreciación de la belleza, del poder y de la importancia de los métodos e ideas matemáticas en nuestro mundo.

Deja tu comentario

Comentarios