Cultura NewsFeed

Las actrices Ofelia Medina y Leticia Huijara son las invitadas de este Jueves de Cine en Casa Buñuel

CulturaUNAM
Las actrices Ofelia Medina y Leticia Huijara son las invitadas de este Jueves de Cine en Casa Buñuel. En la sesión previa se contó con la presencia de Alejandra Márquez, Roberto Sneider y Flavio González Mello. Próxima sesión: jueves 24 de septiembre
La siguiente sesión de la segunda temporada de Jueves de cine en Casa Buñuel tendrá como invitadas a las actrices mexicanas Ofelia Medina y Leticia Huijara, el 24 de septiembre en punto de las 18 horas. Esta iniciativa es parte de la campaña #CulturaUNAMEnCasa y es una colaboración entre la AMACC, Cultura UNAM, Cultura en Directo.UNAM, la Filmoteca de la UNAM y la Cátedra Ingmar Bergman en Cine y Teatro.
Sesión previa
El 17 de septiembre de 2020 se realizó la tercera sesión de la segunda temporada del ciclo de conversaciones sobre cine mexicano Jueves de cine en Casa Buñuel con Alejandra Márquez, Flavio González Mello y Roberto Schneider, que se transmitió en vivo por el canal de Cultura en Directo.UNAM en la plataforma de Youtube.
Este ciclo es parte de la campaña #CulturaUNAMenCasa y es una colaboración entre la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, Cultura UNAM, Cultura en Directo.UNAM, la Filmoteca de la UNAM y la Cátedra Bergman en Cine y Teatro.
Flavio González Mello es escritor, dramaturgo y director de cine, teatro y televisión mexicano; escribió y dirigió la película Domingo siete (1995), con la que ganó el Ariel al Mejor Mediometraje de ficción. Su guion 40 grados a la sombra (2008) obtuvo el tercer lugar en el Concurso de Guiones de Cortometraje del Instituto Mexicano de Cinematografía en 1996; es coguionista del largometraje de animación Ana y Bruno (2017), nominado al Ariel por Mejor Guion Adaptado y del largometraje histórico Rondando al Tigre (sin producir), y es autor del guion original del largometraje Pachito Rex: Me voy, pero no del todo (2001). Ha recibido la Beca Salvador Novo del Centro Mexicano de Escritores, la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos, y el Premio Nacional de Dramaturgia “Juan Ruiz de Alarcón” del Instituto Nacional de Bellas Artes, entre otras distinciones. Además, es miembro del Comité Coordinador de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas.
Alejandra Márquez por su parte es directora y guionista mexicana con estudios en el Centro de Estudios Cinematográficos de Cataluña (CECC). Ha escrito y dirigido para cine y televisión. Su cortometraje de ficción 5 Recuerdos (2009) recorrió más de 130 muestras y festivales alrededor del mundo, y obtuvo más de 20 premios nacionales e internacionales. Su primer largometraje Semana Santa (2015) se estrenó en el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF) y visitó festivales como Karlovy Vary y el Festival de Cine de Friburgo, donde fue merecedor del Premio del Jurado. En 2018 presentó su segundo largometraje, Las niñas bien (2018), una adaptación de la novela homónima de Guadalupe Loaeza, que se estrenó también en el TIFF. Estuvo nominada a los Premios Ariel en las categorías de Mejor Dirección, Mejor Guion Original y Mejor Película. También recibió el premio a la Mejor Película Iberoamericana y Mejor Guion en el Festival de Cine de Málaga de 2019.
También se contó con la presencia del guionista, director y productor mexicano Roberto Schneider, quien en 1994 escribió, dirigió y produjo su primer largometraje, titulado; Dos crímenes (1994), basado en la novela homónima de Jorge Ibargüengoitia. En el 2008 produjo y dirigió Arráncame la vida (2008), adaptación de la novela homónima de Ángeles Mastretta, película que obtuvo el Ariel por Mejor Guion adaptado, Mejor Diseño de Arte, Mejor Vestuario, Mejor Maquillaje. Schneider fue productor de Frida (2002), basada en la biografía de Hayden Herrera sobre la artista mexicana Frida Kahlo, que ganó el Oscar a Mejor Banda Sonora y Mejor Maquillaje. Asimismo, fue productor de las cintas Aquí entre nos (2011) y Las horas contigo (2014). En 2016 fue el director, productor y guionista de Me estás matandoSusana (2016), basada en la novela Ciudades desiertas de José Agustín y protagonizada por Gael García Bernal, Verónica Echegui y Ashley Hinshaw.
Uno de los primeros temas que se trataron en esta conversación fue el trabajo de interpretación y adaptación audiovisual que  Alejandra Márquez llevó a cabo en su segundo largometraje Las niñas bien (2018), y comentó que trabajar esta compilación de crónicas fue un poco fuera de lo normal debido a su indecisión sobre cómo abordar la crítica al sector socioeconómico sobre el cual se desenvuelven las crónicas; añadió que  su intención en un principio era evitar plasmar el tono de comedia del texto que pretende hacer una apología de los personajes. Afirmó que siempre tuvo presente no perder la esencia de la obra enfocándose en los detalles que la autora agregaba.
Para continuar con el tema de las adaptaciones, Flavio González rememoró la labor de Roberto Schneider en Dos crímenes (1994), a lo que el director comentó que el tono irónico de la novela era un punto importante que quería rescatar en su adaptación pero sin perder su aire costumbrista: “Yo creo que se vale reinterpretar, tienes que interpretar porque no hay otra manera de hacer adaptaciones, pero hay que respetar el espíritu de la obra”, afirmó Sneider. Agregó que la interpretación de una obra literaria siempre va a diferir entre lectores y esto preocupa al generar una versión audiovisual. Explicó que la adaptación audiovisual siempre será algo diferente a la obra original, pero sin perder la idea original.
Es claro que al realizar una adaptación se debe descartar o modificar información del texto original. Al cuestionar a Alejandra Márquez sobre su método para discriminar información al momento de rodar Niñas Bien, ella respondió que prefiere darle importancia a esas cosas que trascienden generaciones y que no se degradan ante el público; agregó que la posibilidad de trabajar mejor los personajes y agregarles profundidad es algo que también forma parte importante del resultado en pantalla.
Posteriormente, González Mello comentó que Arráncame la vida (2008) es una de las mejores adaptaciones hechas por Roberto Sneider, haciendo obligada la pregunta sobre el cambio o discriminación de información en esta adaptación; el director respondió aludiendo a lo vigente que se encuentran ciertas problemáticas desarrolladas en el texto original y cómo estas fácilmente podían encajar en un ambiente más contemporáneo, aparte de que implicaba un gasto mayor ponerla en época. En este filme, el director colaboró muy de cerca con Ángeles Mastretta para adaptar de la mejor manera la novela, aunque aclara que se debe renunciar a la idea de querer hacer exactamente lo que está en las páginas.
La reseña de esta charla se puede leer en: FilmotecaUNAM

Deja tu comentario

Comentarios