Cultura NewsFeed

La mirada coreográfica de los fotógrafos de danza, una charla sin parpadeos

CulturaUNAM Nota: Rene Chargoy.
Tres reconocidos profesionales de la lente participaron en un diálogo organizado por Danza UNAM

Los reconocidos fotógrafos de danza Gloria Minauro, Gerardo Castillo y Gabriel Ramos conversaron en torno a “la mirada específica de esta disciplina y la interpretación de las obras implícita en sus fotografías”, en una charla moderada por Virginia Gutiérrez, jefa de Programación de Danza UNAM. Cada uno de ellos habló de sus procesos creativos de trabajo, la estética que manejan a través de sus imágenes y de los estilos que los definen.

 

El encuentro virtual La mirada coreográfica de los fotógrafos de danza se transmitió por Facebook Live de Danza UNAM el pasado viernes 26 de febrero.

 

Gloria Minauro contó que llegó a la fotografía por casualidad, en el momento en que decidió no estudiar medicina y optar por cursar la carrera de artes plásticas, periodo en el que conoció a un joven fotógrafo que trabajaba en Excélsior, a quien pidió le enseñara cómo usar la cámara que pertenecía a su padre. “A partir de entonces surgió un romance con la fotografía, quería aprender todo lo que pudiera para hacer esto lo mejor posible. Tenía entonces 19 años, bailaba con el  grupo El árbol de pájaros, dirigido por Alejandro Ruiz, y antes con el que formó Óscar Ruvalcaba. Eso me ayudó mucho para luego incursionar en la fotografía de danza, lo que fui aprendiendo sobre la marcha”.

 

Gerardo Castillo hizo la carrera técnica de diseño gráfico en la que se incluían varias asignaturas de fotografía. Le gustaba expresarse mucho con el dibujo y la imagen fotográfica se convirtió en una variante que fue explorando cada vez con mayor profundidad. Ingresaría a la escuela de artes plásticas y, tiempo después, un tanto por azar y otro tanto por necesidad, se acercó a tomar imágenes de montajes dancísticos. Atrapaban su atención las celebraciones del Día Internacional de la Danza los 29 de abril de cada año en el Centro Nacional de las Artes. Ese fue el inicio de su relación muy libre con la danza a partir de su actividad como fotógrafo profesional.

 

Gabriel Ramos llegó a la fotografía gracias a que su padre era muy aficionado a ésta. Su curiosidad de niño lo vinculó con el mundo tan expresivo de la imagen. Ya adolescente compraría su primera cámara manual y conocería “la magia alquímica de la fotografía”. Fue a raíz de una función de danza en la Universidad Veracruzana que se dio un encuentro un poco fortuito con la disciplina artística y que lo llevaría a dedicarse de lleno por muchos años a la fotografía escénica.

 

Para Gloria hacer fotografía de danza es tener todo en contra: foro en oscuro, luces bajas y donde, además, los sujetos se mueven constantemente. Para hacer sus mejores tomas se guía por la música, que le dice lo que va a suceder en escena, y también le funciona estar atenta a la respiración de los bailarines. Gabriel juega un poco a adivinar qué es lo que verá el espectador. “El reto es entender en qué consiste el lenguaje propuesto, intuir por dónde se moverán los bailarines y cazar la imagen en el momento exacto”. Gerardo se orienta por la geometría, fijando su vista en quienes hacen las líneas y las formas, percatándose de quién está o no en su luz, intentando descubrir el discurso conforme va sucediendo en la escena. El suyo es un ojo activo en un teatro que edita en el momento lo que ocurre frente al lente de su cámara.

 

Los tres artistas de la fotografía revelan otra mirada de la danza, componen imágenes, capturan formas, simetrías, perspectivas y tonalidades, traducen lo que ven en escena en imágenes que sorprenden. Ninguno deja de experimentar. Gerardo está en la búsqueda constante de un diálogo con lo que ve en el escenario, platica con los intérpretes a través de la cámara. Gloria sabe de la importancia que tiene sentir las imágenes y Gabriel está convencido de que mientras haya luz, puedes hacer algo y es así que encontrarás imágenes que no esperabas hallar. Los tres son parte de Isóptica, agencia de fotografía, arte y cultura, la cual tiene en existencia uno de los archivos fotográficos más valiosos para conocer la historia de la danza en México.

Deja tu comentario

Comentarios