Campus NewsFeed

La “coinmunidad” que nos trajo la pandemia

Radio UNAM/Farrah de la Cruz
Tendrían que repensarse políticas públicas que consideren nuevas formas de organización con el fin de reforzar el sentido de comunidad

La situación en la que nos encontramos a partir de la pandemia nos obliga a vivir una nueva realidad respecto a las medidas que permitan el distanciamiento en condiciones de habitabilidad, algo que parecía haberse perdido de vista pero que evidencia la necesidad de repensar las lógicas urbanas y por ende, las asimetrías sociales.

“Esto también altera la manera en cómo estamos percibiendo la ciudad, las viviendas, las lógicas laborales, y parece que el detener la máquina nos ayuda a reflexionar para saber si tenemos que regresar a esa normalidad”, comentó en entrevista para Primer Movimiento de Radio UNAM, Emilio Canek, coordinador del Colegio Académico de la Facultad de Arquitectura de la UNAM.

En ese sentido, tendrían que repensarse políticas públicas que consideren nuevas formas de organización con el fin de reforzar el sentido de comunidad y permitir a una ciudad ser mucho más amable para ser vivida, lo que obliga a pensar en modelos de inclusión.

De acuerdo con el académico universitario, estamos en el momento de poder redefinir las lógicas urbanas. Los conceptos que se utilizaban en los últimos años sobre la ciudad contemporánea obedecían a la idea de pensar que, a mayor densidad, las ciudades tendrían que ser más sustentables y mucho mejor planeadas. Ante situaciones como la que vivimos actualmente, se pone en duda si realmente esa densidad nos permitirá seguir adelante con otras crisis que seguramente se nos presentarán.

Pensar en alternativas dentro del plano de lo común y de la pequeña escala podría dar pie a que redes solidarias se apropien de espacios públicos y urbanos con el propósito de re-entramar el tejido social.

“Las tienditas de las esquinas que teníamos abandonadas por las tiendas departamentales o supermercados, parece que están teniendo en sus ubicaciones barriales esa forma de vincularse con los vecinos; las comunidades o la gente que ofrece algunos servicios directamente a domicilio que van circulando por la calle con altoparlantes para la venta de algún producto y demás, parece que nos están mostrando que puede haber estas redes solidarias”.

Para Emilio Canek la “coinmunidad” o el compromiso individual dirigido a la protección mutua (del que tanto habla Peter Sloterdijk) puede resolver muchos problemas, como el que nos presenta esa dichosa “normalidad” en la que vivíamos y desde donde creíamos controlar al mundo. Ese “pensar en comunidad” debe aplicarse a nuevos modelos urbanos “que permitan explorar imaginativamente la ciudad que viene, y sobre todo, hacia dónde queremos llevarla”.

Deja tu comentario

Comentarios