Cultura NewsFeed

La actriz nominada al Oscar Adriana Barraza, recibe la Medalla Filmoteca de la UNAM

Rafael Paz
A la actriz nominada al Oscar también le fue otorgada la Cruz de Plata del GIFF en su vigésima quinta edición

La vigésima quinta edición del Guanajuato International Film Festival fue el marco ideal para rendir un doble homenaje a una de las actrices mexicanas más importantes de las últimas dos décadas: Adriana Barraza.

Nominada al Oscar en la categoría de Mejor Actriz de Reparto por Babel (2006), durante la inauguración del festival Adriana recibió la Cruz de Plata al mérito artístico que otorga el GIFF y la Medalla de Plata de la Filmoteca de la UNAM que reconoce a figuras destacadas de la cinematografía mundial (https://www.gaceta.unam.mx/entregan-a-david-lynch-la-medalla-filmoteca-unam/).

Barraza agradeció ambos reconocimientos porque llegaron en una fecha especial para ella, ya que durante 2022 se encuentra celebrando 50 años de carrera artística en la que se ha desempeñado no sólo como intérprete sino como realizadora de televisión y maestra de actuación, profesión que sigue desempeñando en el Adriana Barraza Acting Studio, en Miami, Florida, Estados Unidos.

“Cincuenta años es mucho tiempo, sé que muchos de ustedes ni siquiera tienen la mitad mi edad. Muchas gracias por estar en este momento conmigo, por considerarme digna de tener este homenaje, por ayudarme a cumplir cinco décadas de carrera donde no me queda más que mostrar gratitud a mis maestros, desde los primeros en Toluca, así como a todos los directores con los que he trabajado, no sólo a Alejandro cuyas palabras me han conmovido tanto, a ese ser humano que conocí en Amores perros y que aún no era el laureado y reconocido realizador que ahora es”, comentó la actriz durante su discurso de aceptación, el cual fue presidido por un video del cineasta Alejandro González Iñárritu (https://www.gaceta.unam.mx/imagino-y-creo-las-peliculas-como-un-genero-musical/).

“Agradezco a los que me enseñaron, sobre todo a los que nunca voltearon a verme porque en un momento dado me enseñaron a salir solita de donde estaba y decidir que no me hundiría, algo que creo nos pasa a todos”, añadió la homenajeada.

Clase magistral

La protagonista de películas como Arrástrame al infierno (2009), Te presento a Laura (2010), Guten Tag, Ramón (2013) y Todo lo demás (2016), entre otras, participó en una clase magistral junto a la periodista Columba Vertiz, de la Revista Proceso, en la cual repasó su carrera y otorgó una serie de consejos a los jóvenes que desean dedicarse a la actuación.

Adriana BarrazaA continuación te compartimos algunas de sus reflexiones:

Sobre el nacimiento de su vocación: “Cuando llegué a la preparatoria a mis 15 años tuve que elegir un taller forzosamente, entonces eran como básquetbol, nunca fui deportista que digamos, o voleibol. Quería Danza Clásica, corrí a la fila para anotarme, pero como no era buena en deportes, pues no llegué, ya estaba lleno.

Adriana Barraza

“Había Teatro y dije: ‘bueno, pues’. Lo importante es que recuerdo exactamente mi primera clase. Cuando llegué me di cuenta que mis compañeros eran como yo, adolescentes con necesidades, especialmente necesidades afectivas, porque creo que no hay nada más peligroso que un adolescente solo, triste y sin rumbo. Encontré un lugar donde había personas como yo y un maestro amoroso; finalmente, algo que me hizo sentirme muy bien, porque actuar no me salía tan mal. Fui muy feliz, y de eso hace cincuenta años”.

¿Qué es la actuación?: “Recuerdo que Sergio Jiménez decía que al principio de la carrera uno piensa que los elementos a vencer al trabajar en la actuación son muchos. Conforme he ido envejeciendo me he dado cuenta que son pocos, pero muy importantes”.

“Definiría la actuación como poder escucharse uno a otro en el escenario. Escuchar no sólo con los oídos, saber qué le pasa al de enfrente para poder comunicarnos. Independientemente de lo que me pase, porque lo que yo reciba del de enfrente tiene un rebote en mí, una respuesta en mí. Ese es el evento dramático, cuando dos personajes tienen esa comunicación”.

 

La actuación es vida o muerte: “Recuerdo a una alumna que me dijo: ‘Ay, maestra es que para usted todo es de vida o muerte’. ¡La actuación es de vida o muerte! El personaje está entre la vida o muerte aunque sólo se le haya perdido su perrito. Para esa persona, perder a su ser amado o a su mascota es de vida o muerte”.

Sobre los no-actores: “Tienen todo el derecho de hacer lo que quieran. La verdad, ¿por qué no? Cuando Alejandro González Iñárritu hizo Babel, la mayoría de los personajes en Marruecos no eran actores. Ni el niño ni el papá eran actores; el papá era el carpintero, el hombre maravilloso que ayuda a Brad Pitt era un señor que sabía computación”.

“Si tienes la necesidad de buscar alguien que te pueda dar exactamente lo que quieres: adelante. Sé que hay muchas propuestas de parte de numerosos actores sobre dónde quedan las posibilidades después para el actor. Por supuesto, lo entiendo, pero realmente cada director busca lo que necesita. Si después la persona va a seguir la carrera, es otro cantar”.

El regalo de Iñárritu: “Yo no era actriz de tiempo completo. No tenía dinero, vivía y trabajaba de ser directora y maestra en Televisa. Entonces, que Alejandro me haya elegido entre seis actrices para hacer Babel fue un regalo inmenso. Se lo agradezco muchísimo porque me puso en un lugar en el que pude, y he podido, tener la carrera que tengo”.

Adriana Barraza

Deja tu comentario

Comentarios