Cultura

JOANNE CHORY

DGCS-UNAM

Nació en Methuen, Massachusetts, en 1955. Es botanista y genetista de plantas; profesora y directora del laboratorio de     biología vegetal celular y molecular del Instituto Salk de Estudios Biológicos, en California, e investigadora del Instituto Médico Howard Hughes. Asimismo, es profesora de la Universidad de California, San Diego.

Inició sus estudios superiores en Biología en el Oberlin College, en Ohio, donde se graduó con honores. Hizo un doctorado en Microbiología en la Universidad de Illinois, en Urbana Champaign, en 1984. Entre ese año y 1988 fue becaria posdoctoral en la Escuela de Medicina de Harvard, en el laboratorio de Frederick M. Ausubel. En 1988, ingresó al Instituto Salk como profesora asistente; en 1994, trabajó como profesora asociada, y en 1998 fue nombrada directora de investigación. En 1997 se vinculó al Instituto Médico Howard Hughes y en 1999 fue nombrada profesora asociada de la Facultad de Biología Celular y del Desarrollo, de la Universidad de California, San Diego.

Joanne Chory centra su investigación en encontrar una forma de optimizar el crecimiento de las plantas para sostener una población humana en crecimiento. Utiliza Arabidopsis thaliana como organismo modelo, pero su propósito es optimizar el crecimiento de todas las plantas y no sólo el de A. Thaliana Chory muta los genes del organismo modelo y usa los resultados para comprender los efectos que tienen estas mutaciones; aborda esta información desde varias direcciones, incluido el uso de la genética, la genómica, la biología celular, la cristalografía de rayos X, la bioquímica y la ecología; ha avanzado mucho en la comprensión de la sensibilidad a la luz y las hormonas en estas plantas, y usa este conocimiento para optimizar el crecimiento en otras plantas con la esperanza de que podamos sostener mejor una población en constante y rápido crecimiento.

Chory se interesó por la manera en que las plantas reaccionan a los cambios en su medio ambiente luminoso. Las señales luminosas son necesarias para inducir y regular numerosos procesos de desarrollo en ellas. Sus trabajos sobre la especie Arabidopsis thaliana han permitido estudiar los roles del fitocromo. Su equipo ha estudiado igualmente la corregulación de los genes de los núcleos y de los plastas en la activación de la fotosíntesis. Estudia igualmente los roles de los brasinoesteroides en los procesos de elongación celular.

También se ha interesado en el desarrollo de un vegetal que podría aspirar 20 veces más dióxido de carbono que las gramíneas de hoy, resistir sequías e inundaciones, ser comestible y nutritivo. Dirige la Iniciativa de Aprovechamiento de Plantas (HPI) del Instituto Salk, un enfoque innovador de eliminación de dióxido de car­ bono para combatir el cambio climático, mediante la optimización de la capacidad natural de una planta para capturar y almacenar dióxido de carbono y adaptarse a diferentes condiciones climáticas. Chory y el equipo de HPI tienen como objetivo ayudar a las plantas a desarrollar sistemas de raíces más grandes y más fuertes que puedan absorber mayores cantidades de carbono enterrándolo en el suelo en forma de suberina, una sustancia natural.

Joanne Chory es considerada la bióloga de plantas más influyente de la era moderna y una de las mayores innovadoras científicas de nuestro tiempo; sus 30 años de trabajo han sido pioneros en el uso de la genética molecular para estudiar cómo las plantas cambian su forma y tamaño y para optimizar la fotosíntesis y el crecimiento en diferentes entornos.

A la Dra. Chory no siempre le interesó la genética. En los inicios de su carrera se centró en la microbiología. A través de su investigación en ese campo, desarrolló un interés más profundo en la genética, específicamente en la investigación que se estaba haciendo en plantas de Arabidopsis. Junto con su pasión por la genética, Chory se esfuerza por inspirar a las mujeres jóvenes a convertirse en científicas y trabaja constantemente para mejorar el campo de acción de las mujeres.

A lo largo de su dilatada carrera ha logrado construir una amplia producción científica: ha publicado 224 artículos de investigación, cuenta con 66 revisiones arbitradas y 15 capítulos de libros; tiene 81,747 citas, 1O patentes y ha sido invitada como oradora en 73 reuniones científicas, entre otros importantes seminarios y reuniones académicas. Ha recibido el reconocimiento de la comunidad científica por sus numerosas contribuciones a su campo de desarrollo, a través de diversos premios y galardones de prestigio.

Ostenta la cátedra Howard Hughes y Maryam R. Newman en Biología Vegetal y también es profesora adjunta en la Sección de Biología Celular y del Desarrollo de la Universidad de California, San Diego. La Dra. Chory y su equipo de HPI han recibido financiamiento de varios millones de dólares en apoyo a la iniciativa del Proyecto TED Audacious, en 2019, así como del Bezos Earth Fund, en 2020.

En 2019 recibió el premio Princesa de Asturias (compartido con la argentina Sandra Myrna Díaz) por sus contribuciones al conocimiento de la biología de las plantas, que son “trascendentales para la lucha contra el cambio climático y la defensa de la diversidad biológica”.

De entre los nueve premios que ha recibido, destacan: el Pearl Meister Greengard, (2020); el ya mencionado Princesa de Asturias (2019); el Gruber en Genética (2018); el Breakthrough en Ciencias de la Vida, otorgado por descubrir cómo las plantas optimizan su crecimiento, desarrollo y estructura celular para transformar la luz solar en energía química (2018), y el Premio L’Oréal-UNESCO para genética, específicamente en la investigación que se estaba haciendo en plantas de Arabidopsis. Junto con su pasión por la genética, Chory se esfuerza por inspirar a las mujeres jóvenes a convertirse en científicas y trabaja constantemente para mejorar el campo de acción de las mujeres.

A lo largo de su dilatada carrera ha logrado construir una amplia producción científica: ha publicado 224 artículos de investigación, cuenta con 66 revisiones arbitradas y 15 capítulos de libros; tiene 81,747 citas, 1O patentes y ha sido invitada como oradora en 73 reuniones científicas, entre otros importantes seminarios y reuniones académicas. Ha recibido el reconocimiento de la comunidad científica por sus numerosas contribuciones a su campo de desarrollo, a través de diversos premios y galardones de prestigio.

Ostenta la cátedra Howard Hughes y Maryam R. Newman en Biología Vegetal y también es profesora adjunta en la Sección de Biología Celular y del Desarrollo de la Universidad de California, San Diego. La Dra. Chory y su equipo de HPI han recibido financiamiento de varios millones de dólares en apoyo a la iniciativa del Proyecto TED Audacious, en 2019, así como del Bezos Earth Fund, en 2020.

En 2019 recibió el premio Princesa de Asturias (compartido con la argentina Sandra Myrna Díaz) por sus contribuciones al conocimiento de la biología de las plantas, que son “trascendentales para la lucha contra el cambio climático y la defensa de la diversidad biológica”.

De entre los nueve premios que ha recibido, destacan: el Pearl Meister Greengard, (2020); el ya mencionado Princesa de Asturias (2019); el Gruber en Genética (2018); el Breakthrough en Ciencias de la Vida, otorgado por descubrir cómo las plantas optimizan su crecimiento, desarrollo y estructura celular para transformar la luz solar en energía química (2018), y el Premio L’Oréal-UNESCO para las Mujeres en la Ciencia (2000). En 2012 recibió la condecoración de la Sociedad Estadounidense de Genética. Es miembro de nueve academias y asociaciones científicas, entre ellas: la American Philosophical Society (2015); la Royal Society (2011, como Miembro Extranjero); la Academia de Ciencias de Francia (2009), y la AAAS. 2005. Desde 1998 es, además, miembro de la Academia Estadounidense de las Artes y las Ciencias, y un año más tarde fue nombrada miembro de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

A lo largo de su carrera ha formado más de 125 estudiantes, en diferentes niveles, desde la secundaria hasta el doctorado, y alrededor de 100 posdoctorantes, de los cuales el 44% son mujeres. Los integrantes de su laboratorio han provenido de más de 20 países, en orden descendente: EUA, China, Alemania, Francia, España, lndia, Japón, Corea del Sur, Brasil, Israel, Taiwan, Reino Unido, Argentina, México, Etiopía, Australia, Rusia, Grecia, Suecia, Marruecos y Canadá.

Esta labor de formación de cuadros ha dado como resultado líderes internacionales en agricultura y biología básica de plantas e investigadores de alto nivel en prestigiadas universidades de los Estados Unidos de América y de otras partes del mundo: Glasgow, Oxford, Edinburgo, Sociedad Max Planck, Ginebra, Laussana, París, Lyon, entre otras. Asimismo, destacados profesionistas que trabajan en grandes (Monsanto, DuPont) y pequeñas (Ag biotech) empresas, en la industria farmacéutica y en la industria de alimentos (Nestlé).

 

Deja tu comentario

Comentarios

Hablamos de: