Deportes

Hilario Ávila, Premio Nacional del Deporte 2016

Armando Islas
Ávila Mejía será también condecorado como el Mejor Entrenador de la Universidad Nacional Autónoma de México con el Premio Universitario del Deporte 2016

Hilario Ávila Mejía, sensei del equipo representativo de judo de la UNAM, es el ganador del Premio Nacional del Deporte 2016 en el rubro de Entrenador, debido a los resultados que lograron sus pupilos en esta disciplina durante los Juegos Paralímpicos de Río 2016.

Se trata de las medallas de oro de Lenia Ruvalcaba y Eduardo Ávila, en las divisiones 70 y 81 kilogramos, respectivamente, que ayudaron a la delegación mexicana a cosechar, en tierras brasileñas, 15 metales, de los cuales cuatro fueron de oro, dos de plata y nueve de bronce.

“Estoy muy contento, porque es un reconocimiento que se le da al mejor entrenador del país y en esta ocasión me han favorecido puesto que hay otros compañeros con logros muy notables. Es un hecho que marca para mí un impulso y una alegría que quiero compartir también con la UNAM”, señaló emocionado Ávila Mejía.

Mérito especial tienen las medallas de ambos judocas, pues no es muy común que se logren dos metales de ese color dentro una justa paralímpica; pero, sobre todo, se trata de dos deportistas “hechos” completamente por el sensei universitario.

“Debo decir que soñé con esto, desde un principio, cuando pedían un pronóstico de medallas para Río, dije que venía por dos oros, porque sé de la calidad, talento y responsabilidad tanto de Lenia como de Eduardo”, comentó.

Además, Ávila Mejía será también condecorado como el Mejor Entrenador de la Universidad Nacional Autónoma de México con el Premio Universitario del Deporte 2016 por los logros destacados con el equipo representativo de esta casa de estudios en este año.

“Será la cuarta ocasión que reciba este reconocimiento, antes llamado Premio Puma, y no puedo sentirme más que motivado a seguir trabajando para mejorar lo hecho y mantenernos en la elite del judo con mi Universidad”, detalló el sensei puma con 36 años de trayectoria como entrenador universitario.

A pesar de que el premio es individual, Hilario reconoce a quienes le ayudaron a conseguirlo: “Es un grupo de trabajo, que va desde el médico, fisioterapeuta, hasta la gente administrativa. Por supuesto estoy agradecido con la UNAM, que siempre me apoya, más en este periodo con los campamentos que se hicieron con los judocas”.

Además de las medallas paralímpicas, Hilario consiguió para la UNAM en la Universiada Nacional 2016 un total de siete: una de oro, tres de plata e igual número de bronces. “Me siento satisfecho con lo conseguido hasta ahora, pero no quito el dedo del renglón: deseo continuar con los buenos resultados para la UNAM y seguir forjando destacados universitarios”, concluyó.

Igualmente, dentro de los ganadores del Premio Nacional del Deporte 2016, la Asociación de Natación de la UNAM propuso a María Teresa Ramírez Gómez, quien se hará acreedora al reconocimiento dentro del rubro “Actuación y trayectoria destacada en el deporte mexicano”, pues representó al país en múltiples eventos internacionales, incluido el bronce ganado en los Juegos Olímpicos de México 68.

De acuerdo a la convocatoria, los ganadores recibirán un estímulo económico, así como una medalla y diploma de reconocimiento, en sede y fecha aún por definir.

Deja tu comentario

Comentarios