Academia Ciencia Salud

Futbolista español anuncia que padece linfoma de Hodgkin: ¿qué es?

Redacción

“Empiezo un partido diferente”… estas fueron las palabras del futbolista de Las Palmas, Kirian Rodríguez, quien compartió el pasado miércoles que padece linfoma de Hodgkin, un tipo cáncer que sufren más de 83 mil personas a nivel mundial, de acuerdo a la Sociedad Americana de Oncología.


El doctor Alfonso Dueñas González, perteneciente al Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM, explicó que esta enfermedad, al igual que todos los cánceres, tiene efectos sistémicos que puedan afectar nuestro cuerpo como pérdida de peso, fiebre, fátiga, entre otros. Expresó que el linfoma de Hodgkin debe tratarse inmediatamente porque “en cuestión de meses por comprensión puede afectar otros órganos”.

Infografía: Medicina y Salud Pública.

Fuente: Mayo Clinic y Sociedad Americana Contra el Cáncer.

Dueñas González dio a conocer que esta enfermedad se divide en clásica, que tiene cinco tipos, y con predominio linfocitico nodular. Este cáncer comienza en los glóbulos blancos llamados linfocitos, quienes son los que componen el sistema linfático; éste es parte del sistema inmunitario que ayuda a combatir infecciones y algunas otras enfermedades, y que también ayuda a controlar la circulación de líquidos en el cuerpo.

En nuestro cuerpo tenemos dos tipos de linfocitos: B y T. Las células B producen proteínas llamadas anticuerpos para ayudar a proteger el cuerpo contra los gérmenes (bacterias y virus) y las T destruyen gérmenes o células anormales en el cuerpo. De igual manera, estimulan o desaceleran la actividad de otras células del sistema inmunitario. Generalmente, el linfoma de Hodgkin suele darse en el linfocito B.


Debido a que el tejido linfático está en muchas partes del cuerpo, de acuerdo al también oncólogo, el linfoma de  Hodgkin puede originarse en cualquiera de estas localizaciones: los ganglios linfáticos, los vasos linfáticos, el bazo, la médula ósea, el timo (un órgano pequeño que se encuentra entre el esternón y el corazón), adenoides y amígdalas y el tracto digestivo
en los ganglios linfáticos de la parte superior del cuerpo (tórax, el cuello o debajo de los brazos).

“La enfermedad de Hodgkin se puede dar si hay antecedentes de haber contraído el virus de Epstein-Barr, en gemelos idénticos (monocigotos), o si algún familiar directo tuvo esta enfermedad, porque el fondo genético que tenemos nos predispone a tener ciertas enfermedades”, comentó.

El doctor manifestó que el pronóstico y tratamiento de la enfermedad depende de varios factores como los signos y síntomas del paciente, el estadio del cáncer (tamaño y/o si está diseminado en otras zonas de nuestro cuerpo), el tipo de linfoma que tenga, los resultados del análisis de sangre, la edad, el sexo, el estado general de salud del paciente y así como su temprana detección.

Señaló que esta enfermedad es curiosa ya que puede atacar a cualquier edad pues “hay algunos que les da antes de los 10 años, jóvenes entre 10 a 24 años, hay otro pico que va de los 30 a 40 y finalmente de los 50 en adelante. Sin embargo, de manera general se da entre los 15 y 30 años, porque es una enfermedad que predomina mayoritariamente entre la población de jóvenes-adultos”, dijo.

A pesar de su agresividad, el linfoma de Hodgkin es curable y su temprana detección aumenta la tasa de supervivencia. De acuerdo a Alfonso Dueñas, las posibilidades de sobrevivir a esta enfermedad se encuentra entre 70 a 100%, porcentaje que varia de acuerdo si la detección es temprana o tardía. El tratamiento para combatir esta enfermedad  puede darse por medio de radioterapia, quimioterapia homonoterapia y el anticuerpo CD30, estos dos últimos de recién descubrimiento.

“Por eso hay que poner mucha atención a los ganglios. Poner atención a su forma, al proceso de cómo sucedió que se inflamara o creciera. Digamos que es la primera situación a la cual ponerle atención y no dejarlo pasar. De igual manera, los estudios o tomografías correspondientes como el PTC (tomografía por emisión de positrones), estudios de la sangre, entre otros, ayudan a identificar si estamos ante esta enfermedad”, manifestó.

Dueñas González lamentó que en México no se tengan datos certeros sobre esta enfermedad y aseguró que esta se encuentra entre los 10 tipos de cáncer más frecuente en nuestro territorio. Asimismo, pidió que se informe a la población no solo sobre este mal, sino también de otros tipos de cáncer ya que una población informada procura su educación médica.

“Me parece alarmante que no tengamos estadísticas, no solo de este tipo de cáncer, sino de otras enfermedades, y que tengamos que basarnos información de otros países para darnos una idea del panorama. En 2018, tuvimos 2,500 casos y probablemente el linfoma de Hodgskin este en el sexto lugar de incidencias de cáncer, por lo cual hay que informar a la población sobre todo en temas que tenga que ver con el cáncer”, finalizó.

Deja tu comentario

Comentarios