Cultura

 Expertos en artes audiovisuales y bachilleres en el MUAC: aprender y enseñar mutuamente

Rafael Paz
El taller, coordinado por la cineasta Elena Pardo, tiene la “intención de acercar a los jóvenes de la ENP y el CCH al museo, que descubran que no es un espacio alejado donde suceden cosas fuera de su alcance”

¿Se puede hacer cine sin cámara? ¿Crear nuevos contenidos a partir de imágenes que ya existen? ¿Es cierto que nuestras vidas están cada vez más dominadas por pantallas, cámaras y micrófonos?

Esas son algunas de las preguntas que la cineasta Elena Pardo intentará responder acompañada de un grupo de profesionales de las artes audiovisuales y veinte participantes de la Escuela Nacional Preparatoria (ENP) y del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) de la UNAM en el laboratorio de producción audiovisual La Colaboratoria Intermedial.

La iniciativa es una colaboración entre El Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC), la Cátedra Extraordinaria Olivier Debroise. Imágenes: dispositivos, producción y crítica, la Cátedra Extraordinaria Ingmar Bergman en Cine y Teatro, el Festival Internacional de Cine UNAM (FICUNAM), la ENP y el CCH.

La idea del laboratorio, relató Pardo, surgió con la idea de crear un espacio en el que los jóvenes universitarios participen “con lo que ya saben hacer, ellos producen sus propios videos y los comparten, tienen mucha experiencia en ese sentido. Ellos nos compartirán lo que saben hacer, y que quizá nosotros no sabemos hacer; de la misma manera, nosotros compartiremos nuestras prácticas”.

De las doce sesiones que contempla el programa, ocho se destinarán a “charlar sobre las experiencias de las otras artistas que compartirán sus procesos creativos, cómo aterrizan sus ideas y las llevan a cabo. Veremos las diferentes herramientas y pasos que cada uno hace para terminar una pieza audiovisual o sonora. Las últimas sesiones serán para realizar un trabajo colectivo entre los que estén participando en la Colaboratoria”, especificó la cineasta.

El laboratorio tendrá una duración de tres meses en un formato híbrido (presencial y digital), a través de las plataformas Zoom y WhatsApp, con el uso de dispositivos cotidianos, como cámaras de video y celulares.

La primera edición de La Colaboratoria Intermedial buscará desnaturalizar la producción de imágenes, lo que para Pardo significa “detenernos un poco, regresar al lugar en que inició el cine, que estaba lleno de experimentación y preguntas, empezar a encontrar nuevos caminos a partir de detenerse y cuestionar hasta tener curiosidad otra vez. Tenemos que desconocer las imágenes hasta verlas desde otro lugar”.

“En el mundo actual estamos viendo y escuchando todo el tiempo. Ahora todo es contenido audiovisual o sucede a partir de esos contenidos; estamos acostumbrados a ver ciertas cosas, por ejemplo, una película de acción, y adivinar qué pasará; hay muchos contenidos que abarcan todo el espacio porque son populares, se vuelven muy normales y no nos preguntamos nada, los vemos tanto que olvidamos preguntarnos cómo se hacen esas imágenes, por qué se hizo así, por qué tiene esa duración; se deja de preguntar porque es muy cotidiano”.


Estas inquietudes surgieron de igual manera por experiencias recientes de Pardo en otros espacios: “Me ha pasado dando talleres últimamente que los jóvenes ya tienen todas las herramientas a la mano, saben hacer muchas cosas que para alguien de otra edad sería impensable, como que el teléfono tenga una cámara, ahora es muy común. Queremos que se pregunten cómo llegamos aquí, cómo era el cine antes, por qué son 24 cuadros por segundo. Debemos regresar para que al preguntarnos encuentren herramientas para tener un punto de vista más crítico sobre todo lo que consumimos y así busquen otro tipo de contenidos y maneras de hacer, que se pregunten cómo es el contenido que ellos quieren hacer”.

Como su nombre lo indica, el objetivo de La Colaboratoria Intermedial es mostrar a los y las estudiantes que participen el valor del trabajo colaborativo, en el que todos contribuyan con su conocimiento. “Necesitamos valorar nuestras experiencias de vida porque las historias se pueden contar desde lo que conoces. Vamos a encontrar cómo cada uno de nosotros podemos aterrizar esas ideas, encontrar caminos que no necesariamente son escritos para que las ideas se materialicen. Las invitadas que tendremos son artistas increíbles, sus procesos nos darán pistas para que cada uno encuentre su voz”, subrayó.

Entre los artistas que intervendrán como tutores se encuentran Malitzin Cortes, Tzutzumatzin Soto, Mara Fortes, Bárbara Lázara y Pablo Martínez Zarate, entre otros. Los interesados, pueden consultar las bases para participar en: https://muac.unam.mx/evento/la-colaboratoria-intermedial

Deja tu comentario

Comentarios