Ciencia

Estudiantes de la BUAP crean proyecto sustentable de café

Michel Olguín/Diana Rojas

Estudiantes de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla trabajan con la comunidad de Cuetzalan en un proyecto sustentable denominado Biocombustible sólido: Briquetas de residuos de café. Su objetivo es contaminar menos al mismo tiempo de cuidar los recursos naturales.

Ricardo Sarmiento de la Torre, líder del proyecto, junto con Oscar González Loera, Salvador Jiménez Avelino, Iván López Núñez y Alexis Gómez, estudiantes de la carrera de Ingeniería en Ciencias Renovables, asesorados por Laura Alicia Paniagua, profesora e investigadora, emprendieron esta idea después de ver la situación de la producción de café.

En entrevista, Alexis Gómez explicó que las comunidades de este sector viven una fuerte problemática por la falta de estrategias de manejo de residuos y bajo nivel tecnológico, donde el resultado son los altos niveles de contaminación, bajo rendimiento en los cultivos y condiciones de vida desfavorables.

El contexto
El estado de Puebla, tiene una producción de café bastante amplia, pero uno de los retos a enfrentar es precisamente los residuos generados durante la producción, enfatizó la estudiante en el marco de la International Student Energy Summit 2017.

Actualmente, estos no se utilizan y crean problemas por la contaminación, además que los rendimientos de los cultivos son muy bajos. De cada tonelada se logran recuperar únicamente 250 kilogramos de café vendibles. De tal forma que el equipo busca ayudar a los productores e incrementar sus actividades económicas.

Así, los jóvenes consideraron que el uso de residuos de café como combustible sólido, representa una oportunidad de abastecimiento energético para los productores de regiones marginadas, además de ser una estrategia de manejo de residuos e incluso una oportunidad de negocios.

Fue así que el equipo estudiantil concibió las briquetas. Se trata de comprimidos de biomasa creados de todos los desperdicios generados durante el despulpado de la cereza del café.
Después de una investigación, los jóvenes emprendedores descubrieron que el pericarpio y endocarpio de la fruta del café tiene un poder calorífico alto y una combustión lenta, una característica con propiedades de biocombustible.

“Queremos encontrar la forma de que los productores puedan vender, ya sea únicamente la cascarilla y nosotros encargarnos de generar las briquetas, o bien que ellos las utilicen como biocombustible en vez del carbón, y con esto también disminuir la deforestación”.

Las mujeres en la sustentabilidad
Al empezar nuestra investigación, expresó Alexis, nos dimos cuenta que las más interesadas son las mujeres, porque ellas son quienes recolectan la madera y muchas veces caminan grandes distancias para obtenerla.

De hecho, el papel de las mujeres en este proyecto es decisivo. Al platicar con los productores sobre el uso de las briquetas para sustituir el uso de la leña, fueron ellas quienes mostraron mayor interés. Creemos que el éxito de este propósito sería gracias a ellas.

Además, las mujeres son las más involucradas en el cuidado del hogar y no solamente en esta área, sino también han abarcado el sector económico. De hecho, “creo que las mujeres han tomado mucha participación en el cuidado de la naturaleza, algo que ha resultado muy importante”, concluyó la alumna de la BUAP.

Deja tu comentario

Comentarios