Nacional

Estamos aquí

Jimena Rivera

Con tambores, silbatos y gritos, dejan la penumbra, el tabú y la invisibilidad a la que han sido relegados por tanto tiempo.

Estamos aquí, somos, existimos como comunidad, en pareja, con amigos, como individuos. La “gente” que pasa alrededor ve el desfile del orgullo gay y hace las mismas preguntas de todos los años: ¿por qué tanto escándalo?, ¿por qué se visten así?, ¿orgullo de qué?…

El movimiento comenzó a finales de los años sesenta en un bar de Nueva York, cuando la policía atacó a miembros de la comunidad LGBTI fuera del bar The Stonewall Inn. A partir de ese evento, se pensó en un desfile que incluyera a los miembros de la comunidad para demandar sus derechos y el rechazo al uso de la violencia policiaca. Encontraron toda serie de obstáculos, desde los permisos por parte de la ciudad, hasta amenazas de muerte en contra de los organizadores, hasta que se logró llevar a cabo por primera vez en 1970.

Grupos activistas gay propusieron el último sábado de junio (así como el nombre de la marcha: Gay Pride – Orgullo Gay) para celebrar el apoyo a las causas de liberación y reconocimiento de los derechos de las personas LGBTI, que, en nuestro país, celebra su edición número 39.

La primera fue en 1978 y se llamó “Marcha del orgullo homosexual” y contó con apenas 200 participantes. Para el evento de hoy, se espera superar la cifra del año pasado, que reunió, según los organizadores, a medio millón de personas de la comunidad y aliados. Se aboga, sobre todo, por la visibilidad y el reconocimiento a los derechos de los individuos en nuestro país, sin importar sus preferencias o identidades sexuales.

Deja tu comentario

Comentarios