Academia Ciencia Salud Sociedad

Es necesario tomar medidas de prevención

Gaceta UNAM
Se observa un acelerado incremento de casos de ese padecimiento, los cuales se registran en más de 80 naciones

Ante el acelerado incremento de casos de la viruela del mono que se registran en más de 80 países, es urgente reforzar las medidas de prevención y contención para evitar que el virus se siga propagando y se registren brotes de mayores consecuencias, advirtió Evelyn Rivera Toledo, del Departamento de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Medicina.

Después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) decretó la declaratoria de emergencia sanitaria internacional por la propagación acelerada del virus, la especialista sugirió retomar varias de las acciones que se aplicaron para enfrentar la pandemia de la Covid-19 y, con ello, contribuir todos a detener esta infección viral que puede contagiarse con relativa facilidad, una vez que se presenta un caso positivo, a través del contacto directo entre personas o por la vía de micropartículas respiratorias que pueden transmitirse al toser o al estornudar.

La viruela símica, explicó Rivera, es una enfermedad que se autolimita, por lo que el padecimiento puede durar entre 14 y 21 días, y aun cuando tiene niveles muy bajos de mortalidad, es muy importante estar atentos al estado de salud de nuestro círculo cercano de convivencia para detectar cualquier síntoma.

La investigadora subrayó que, en esta etapa en la que se está presentando un incremento considerable de casos positivos, lo más relevante es que las unidades médicas de cada entidad refuercen sus áreas y mecanismos de diagnóstico para tener un control y un registro puntual de todos y cada uno de los casos confirmados, lo cual permitirá tener bien ubicados a los pacientes infectados para proceder a su inmediato aislamiento y mantener un monitoreo permanente de todos sus contactos, aplicando las medidas preventivas indicadas para evitar que el virus se siga propagando, como evitar el contacto cercano con personas infectadas.

Asimismo, evitar tocar objetos o materiales infectados, no compartir alimentos ni utensilios de cocina, lavarse las manos de manera frecuente, retomar el estornudo de etiqueta, mantener el uso correcto del cubrebocas y no compartir toallas ni ropa de cama.

Rivera Toledo destacó que de acuerdo con datos de la OMS, los grupos más vulnerables frente a la viruela del mono son los recién nacidos, los niños pequeños, las mujeres embarazadas y las personas con un sistema inmunitario débil, y ellos son quienes tienen un mayor riesgo de desarrollar formas graves de la viruela símica, principalmente en las zonas endémicas.

Por otra parte, consideró que una de las medidas clave para ayudar a la prevención de esta enfermedad es mantener a la ciudadanía bien informada, con datos sólidos y científicamente respaldados, para que tome conciencia de los alcances y dimensiones reales de este padecimiento y tengan claro que todos, absolutamente todos, estamos en riesgo de contraer el virus debido a que se transmite por contacto directo de persona a persona, principalmente por contacto con el fluido de las lesiones vesiculares en la piel, también por el contacto a través de la saliva y por acercamiento estrecho durante las relaciones sexuales, lo cual no quiere decir que se trate de una enfermedad de transmisión sexual.

“Todos estamos en riesgo y un manejo responsable de la información también contribuye significativamente a evitar los prejuicios, los estigmas y la discriminación contra determinados grupos de la población que han sido vulnerables ante este padecimiento, pero no por sus preferencias sexuales”, precisó.

Vacunas

Sobre las vacunas, la especialista sostuvo que hay dos que fueron aprobadas en su momento contra la viruela humana y que están siendo utilizadas ahora para prevenir la viruela símica. Ambas fueron fabricadas por el gobierno de Estados Unidos como medida preventiva ante el riesgo de un posible ataque bioterrorista después de los atentados del 19 de septiembre del 2001, y es por ello que hay por lo menos 300 millones de dosis disponibles.

La vacuna JYNNEOS es una de las que se está aplicando a personas inmunosuprimidas y mujeres embarazadas; es la que está mostrando más eficiencia contra la viruela del mono, además de que es más segura y presenta menos efectos secundarios, mientras que la ACAM2000 es la vacuna que se está aplicando a la población en general.

En el caso de México, el comité de expertos en vacunación está evaluando la adquisición de vacunas para aplicarlas en poblaciones de riesgo, de manera prioritaria a las personas que se encuentra en el círculo cercano y de contacto con los pacientes que ya se encuentran infectados.

SÍNTOMAS

  • Inicio repentino de fiebre (más de 38 °C).
  • Dolor de cabeza.
  • Agotamiento.
  • Inflamación de ganglios linfáticos.
  • Debilidad profunda.
  • Lesiones en la piel en forma de ampollas que pueden ser planas o elevadas, llenas de líquido amarillo que después forman costras.

Deja tu comentario

Comentarios