Academia

Equinoccio de otoño es el próximo 22 de septiembre

Michel Olguín Lacunza

El próximo 22 de septiembre es el equinoccio de otoño, ¿qué tiene de especial esta fecha? De acuerdo con Julieta Fierro Gossman, investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM, es un día en el cual las horas de luz y de obscuridad son iguales. De hecho, existen dos días así al año que son en la llegada del otoño y en la entrada de la primavera.

A partir del equinoccio de primavera la duración de la noche es cada vez menor, y cada día tiene más horas de luz. En cambio, en el equinoccio de otoño las noches son más largas hasta alcanzar su máximo en el solsticio de invierno.

¿Por qué ocurren estos fenómenos naturales? Los planetas dan vueltas alrededor del Sol, pero resulta que los equinoccios se producen por los ejes de rotación de los planetas que están inclinados.

Sin embargo, no todos los planetas son iguales. Por ejemplo, el eje de rotación de Mercurio y Júpiter no están inclinados. Por eso, en Júpiter los días y las noches son iguales, pero ¿qué pasa en Urano que tiene un movimiento distinto porque va acostado en su órbita? Pues tiene estaciones extremas.

En cambio, en la Tierra y Marte que tienen una órbita inclinada de 23 grados su clima es distinto. Por ejemplo, cuando el hemisferio norte de la Tierra se inclina hacia el Sol, tiene más luz del ecuador hacia arriba, pero cuando se encuentra a la inversa sucede lo contrario.

Es decir, la duración de los días y las noches cambian en la Tierra debido a su eje de rotación que está inclinada. Pero resulta que hay dos días cuando la luz y la obscuridad son idénticas, que es en el llamado equinoccio de otoño y de primavera. En el resto del año o los días son más largos o cortos.

Los mayas y los astros

Los Mayas sabían perfectamente sobre los cambios de estación del año, y lo dejaron escrito en sus códices, donde se encuentran registradas sus observaciones astronómicas.

Además, en varias de sus estructuras arquitectónicas se reflejaba este conocimiento. Por ejemplo, el juego de pelota se encuentra alineado para saber cuándo es el equinoccio.

Además, en sus construcciones como la pirámide de Chichén Itzá, en la misma fecha el Sol ilumina la escalera y pareciera que desciende una serpiente.

Este fenómeno se produce dos veces al año, tanto en el otoño como en la primavera. Es decir, son dos días del año cuando hay igual número de días de luz y de obscuridad.

Por último, Julieta Fierro recomendó a la población no acudir en esta fecha a las ruinas prehispánicas, ya que es un día común y corriente, no hay energía alguna pero sí se desgastan las ruinas por el exceso de personas.

Deja tu comentario

Comentarios