Academia Sociedad

El tráiler de San Antonio: tragedia que enciende focos rojos

Leonardo Huerta / Mónica Martínez

 

La muerte de las personas migrantes indocumentadas en la caja de un tráiler es una tragedia que nos muestra los múltiples peligros que corren para llegar a Estados Unidos buscando un mejor futuro y alcanzar el “sueño americano”, considera Yadira Gálvez Salvador, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

“Perdieron la vida 53 personas, víctimas de las redes transnacionales de tráfico de personas. Es un lamentable acontecimiento que muestra la vulnerabilidad de los migrantes y que se debe reflexionar profundamente sobre la gestión de la crisis migratoria por parte de los gobiernos y actuar en consecuencia”.

La académica universitaria agrega que esta tragedia nos obliga a comprender de manera integral el fenómeno de la migración. Por un lado, encontramos los factores que la explican, ya que las personas salen de sus comunidades por diversas circunstancias, entre las que podemos mencionar la pobreza y la falta de oportunidades.

Pero las personas también huyen de la violencia criminal o de contextos políticos adversos, como sucede con los venezolanos o los nicaragüenses, por citar algunos ejemplos. Por otro lado, están las medidas que toman los gobiernos de los países de tránsito y destino que, entre otros aspectos, incluyen consideraciones relacionadas con la seguridad.

“En los últimos años hemos visto flujos migratorios sin precedentes; de ello dan cuenta las cifras de detenciones por parte de Estados Unidos. El fortalecimiento de los controles fronterizos y la vigilancia ha implicado que los migrantes irregulares busquen nuevas rutas que son mucho más peligrosas, al tiempo que muchos de ellos recurren a los traficantes”.

El tráiler de San Antonio
Ahora bien, que esto haya ocurrido dentro del territorio de Estados Unidos enciende un foco rojo porque generalmente la atención está centrada en el lado mexicano y en los peligros del cruce de la frontera. Sin embargo, también en la Unión Americana se desdoblan y operan las redes de tráfico de personas, dice Gálvez Salvador.

La académica universitaria agregó que “la tragedia de los migrantes fallecidos en el tráiler en San Antonio ocurre semanas después de la adopción de la Declaración de Los Ángeles sobre Migración y Protección en el marco de la Cumbre de las Américas. Frente a la compleja realidad, es importante cerrar las brechas entre las declaraciones y las acciones implementadas, es decir, que los compromisos se traduzcan en acciones específicas”.

La profesora indica también que las implicaciones de esta tragedia al interior de Estados Unidos son diversas. En primer lugar, están las repercusiones políticas, que incluyen las posturas sobre el fenómeno migratorio y las diferencias entre el gobernador Abbott y el presidente Biden. En segundo lugar, se tiene que llevar adelante una investigación sobre los controles y puntos de revisión por los que tuvo que haber pasado el tráiler y establecer responsabilidades. También está el tema de las redes de tráfico de personas dentro de aquel país y, por supuesto, las cuestiones propias de la seguridad y vigilancia fronteriza con México.

Endurecimiento de las medidas antiinmigrantes

En Texas estamos viendo un endurecimiento de la respuesta a la migración. El gobernador ha dicho que, si es necesario, va a construir su propio muro y que tiene que haber más recursos para las agencias federales y para las capacidades locales para detección.

“Todo apunta a que se va a profundizar la visión de mano dura sobre la migración irregular en Texas, incluido el reforzamiento de los controles en las zonas fronterizas y los corredores, como lo ha anunciado el gobernador Abbott. Por su parte, el presidente Biden se ha referido a las redes de tráfico de migrantes y su responsabilidad en la muerte de las personas en el tráiler. Sin embargo, esto no es suficiente, ya que hasta ahora no se ve una respuesta integral a los desafíos de la migración irregular ni avances en la reforma migratoria”, explica la académica.

Esto, en un momento en el que en el ámbito federal el Tribunal Supremo de Estados Unidos falló a favor del presidente Biden para que pueda revocar el programa Quédate en México, lo que implicaría que las personas que buscan asilo en Estados Unidos no tendrían que regresar a México a esperar la determinación sobre su situación. Sin embargo, “no hay que olvidar que Estados Unidos está frente a las elecciones intermedias, en las que la migración y el control fronterizo estarán en los debates”, señala Gálvez Salvador.


Consecuencias de la tragedia

El tema migratorio y el control de la frontera han formado parte de la agenda bilateral México-Estados Unidos. Al tradicional flujo de migrantes mexicanos y centroamericanos se suman migrantes de Sudamérica, del Caribe, principalmente de Haití, y de otros lugares del mundo que buscan llegar a Estados Unidos.

Esta situación pone nuevamente en el centro de la agenda bilateral la cuestión migratoria y la seguridad de las fronteras. Tradicionalmente, las respuestas se han centrado en fortalecer los controles fronterizos y en incrementar la vigilancia, pero es necesario ir más allá de las acusaciones mutuas y atender de manera urgente este problema común.

“Primero, porque todo indica que la presión migratoria se va a mantener, e incluso puede incrementarse. De ahí la importancia de un esquema más amplio de gestión fronteriza y de la migración, que incluya a los países de Centroamérica. Segundo, porque las redes de tráfico de personas son transnacionales y claramente se han ampliado y fortalecido a propósito de la crisis migratoria. Ello además de los esfuerzos que cada país tiene que hacer para atender estos desafíos”.

Puede ser que en su próxima reunión López Obrador y Biden sostengan que están de acuerdo en que la migración es un problema común que se debe atender, pero que sigan con la misma lógica de su contención.

“Si bien los gobiernos de México y Estados Unidos han afirmado que es necesario atender las causas estructurales de la migración, lo que incluye poner en marcha programas de cooperación con Centroamérica, hasta ahora las respuestas continúan siendo prácticamente las mismas. Se trata, sin duda, de un gran desafío en la medida en que se debe encontrar un equilibrio entre las preocupaciones de seguridad, las capacidades de los países para la recepción de las personas migrantes y, por supuesto, el respeto y protección a los derechos humanos”.

El tráiler de San Antonio
Demanda de mano de obra barata

La dinámica económica es histórica y hoy en Estados Unidos hay oportunidades de empleo para los migrantes, de ahí que uno de los temas de la próxima reunión Biden-López Obrador sea el de visas de trabajo temporal para migrantes, lo que garantizaría sus derechos y contribuiría a evitar que las personas sean víctimas de las redes transnacionales de tráfico de personas.

Debemos considerar el papel de las remesas, que se han convertido en un elemento muy importante para millones de familias de México y de Centroamérica. “Pero no deberían ser un motivo de satisfacción para los gobiernos, ya que son un referente de que en nuestros países no estamos creando empleos dignos, por lo que las personas tienen que abandonar sus hogares en busca de una vida mejor”.

La pandemia de COVID-19 y sus impactos a nivel social y económico han profundizado las crisis política y de seguridad en América Latina, potenciando la migración irregular. Un elemento importante es que las personas migrantes y el tráfico de personas buscan espacios en los que haya menos vigilancia, pero estas rutas menos vigiladas son más peligrosas y costosas para las personas que usan los “servicios” de los coyotes. El costo depende del tipo de “servicios” que ofrecen los traficantes.

El tráiler de San Antonio

“En su camino hacia Estados Unidos las personas migrantes pueden ser víctimas de delitos, como secuestros, extorsiones y hasta desapariciones o reclutamiento forzado. También son víctimas de las redes criminales de tráfico de personas e incluso de trata. El tráiler de San Antonio es un botón de muestra de su nivel de vulnerabilidad. Por otro lado, los migrantes también están siendo criminalizados por parte de algunos sectores sociales o actores políticos que los identifican como amenazas o delincuentes”, finalizó la profesora Gálvez Salvador.

Deja tu comentario

Comentarios