Cultura

El teatro comunitario es como hacer micropolítica: Jorge Holovatuck

CulturaUNAM Nota: Ricardo Hernández.
En el marco del FITU 2021, el escritor y docente argentino presentó su libro Teatro Comunitario. Apuntes para su impulso, abordaje y proyección

Mediante el teatro comunitario se puede hacer micropolítica con el objeto de intentar tener un mundo mejor, afirma el escritor argentino Jorge Holovatuck. En el marco de la edición 28 del Festival Internacional de Teatro Universitario (FITU), organizado por Teatro UNAM, el también investigador y docente participó en la presentación de su libro Teatro Comunitario. Apuntes para su impulso, abordaje y proyección, editado por Paso de Gato.

Habló sobre el impacto positivo en las localidades en que se practica el teatro comunitario, de la posibilidad que concede para la recomposición del tejido social y de sanación de viejas heridas causadas por hechos violentos del pasado en la región de Latinoamérica, pero sobre todo habló de su potencia política.

“El teatro comunitario da la posibilidad de encuentro y de reencuentro, de hacer micropolítica, de ser protagonista del tiempo y del espacio de cada uno”, dijo durante la sesión virtual.

Didanwy Kent, estudiosa de las diversas manifestaciones de las artes escénicas, coordinadora del Aula del Espectador de Teatro UNAM y quien fungió como moderadora de la charla, hizo mención de la dificultad de organizar a vecinos para hacer teatro comunitario, no solo para convencerlos de que participen, sino para que permanezcan activos. Más que un reto, intervino Holovatuck, esto es una oportunidad para debatir y consensuar: para hacer, de nuevo, micropolítica.

 

“El teatro comunitario tiene que ver con una empatía directa con procesos democráticos, donde uno tiene una participación activa. Es un espacio donde uno le pierde el miedo a debatir”, resaltó el escritor. Además, en estos espacios, sumó Kent, se genera ciudadanía. “Eso es una insistencia en el libro de Holovatuck: el teatro comunitario construye ciudadanía, es un ejercicio de ciudadanía”.

La manifestación artística también podría dar cauce al descontento que se padece en una localidad en específico y no serviría como mero entretenimiento, resaltó el autor.

“Una forma de superar la queja es organizarse. La queja entonces se transforma en una protesta. Y si con esta protesta queremos hacer una manifestación más grande, hace falta hacer una propuesta. Y la propuesta podría ser el teatro comunitario”, sostuvo y se dijo militante de la idea de intentar hacer, a través del teatro comunitario, un mundo mejor. Por otro lado, Didanwy Kent celebró el nuevo libro de Jorge Holovatuck, pues deja en él enseñanzas aprendidas tras décadas de oficio que bien pueden guiar a otros interesados en la materia.

“Este es un regalo no solo para aquellas personas que llevan ya tiempo trabajando teatro comunitario o para los que pensamos que es una herramienta de transformación sustancial, sino para esos jóvenes que convoca este festival de la UNAM. Este libro es una invitación, un regalo generoso, una guía y también en sí mismo asume sus límites”, dijo.

En la presentación estuvieron presentes tres personas dedicadas a hacer teatro comunitario en México: Sara Pinedo, comunicóloga, dramaturga y activista feminista; Raquel Araujo, creadora escénica; y Sebastián Liera, promotor cultural, además de Juan Meliá, director de Teatro UNAM.

 

 

Deja tu comentario

Comentarios