Campus Ciencia Salud

El semen y sus mitos

Michel Olguín Lacunza / Diana Rojas García
El líquido seminal está compuesto por espermatozoides y nutrientes que sirven para mantener en buen estado a estas células reproductoras

Existen varios mitos con respecto al semen, por ejemplo, si lo ingieres tu organismo aprovechará sus nutrientes, si lo usas como mascarilla mejorará la apariencia de tu cutis, e incluso, hay quienes afirman que si el hombre tiene una dieta basada en frutas su semen tendrá un sabor dulce pero, ¿qué hay de cierto en todas estas creencias?

UNAM Global acudió con Ramón Lozano Calderón, académico de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza, quien ha resuelto estas cuestiones.

Entre los mitos más frecuentes se encuentra que si te tomas el semen tu cuerpo aprovechará esos nutrientes, tu piel estará linda y tu cabello también, pero ¿será verdad? 

Lozano Calderón afirmó que el líquido seminal está compuesto por varios elementos. El principal es el espermatozoide, pero también posee carbohidratos (fructosa), ácido cítrico y esperminas, que son aromatizantes. No obstante, sus nutrientes están diseñados específicamente para mantener en buen estado a los espermatozoides, no para nutrir a un organismo humano.

De hecho, la fructosa le sirve a los espermatozoides para nutrirlos en su recorrido a través del canal vaginal, útero y trompas de Falopio. De esta forma, éstos pueden mantenerse de dos a tres días vivos, hasta alcanzar el óvulo y fecundarlo. 

Los hombres producen espermatozoides a partir de la pubertad, en la cual los niveles de la testosterona se hacen presentes de manera significativa; mientras ésta se encuentre presente se producirán las células reproductoras masculinas.

¿Si usas el semen como mascarilla tu piel mejorará?

El académico universitario aseguró que esto es una creencia errónea. Como ya se dijo, el semen tiene nutrientes específicos para el espermatozoide, no funcionan igual en otros aspectos.

Sin embargo, existen mascarillas y cosméticos que fueron preparados mediante un proceso químico y que contienen elementos del líquido seminal. “Se trata de una preparación idónea con varias sustancias, si lo usas en bruto y directamente no funcionará”.

¿Si un individuo se alimenta con frutas, su semen tendrá un sabor dulce y si consume carne será amargo?

Lozano Calderón expresó que el sabor del semen no tiene nada que ver con la dieta de la persona. Apuntó que si el hombre tiene un estado nutritivo deficiente, los aportes de los espermatozoides disminuirán en el líquido seminal.

“Es como el cabello, si una mujer tiene un estado de nutrimento sano, su cabello será sedoso y fuerte, pero si está anémica éste será débil y se caerá con facilidad, pero su pelo nunca tendrá el sabor de lo que haya consumido”.

Un hombre sano eyacula de dos a cinco mililitros de líquido seminal y por cada mililitro hay 100 millones de espermatozoides.

“Estamos hablando que en cada descarga se expulsan de 200 a 400 millones de espermatozoides según los mililitros. Efectivamente, si la salud del individuo es deficiente, los espermatozoides disminuyen del líquido seminal por debajo de los 40 millones, y esto es una enfermedad llamada azoospermia”.

Queda una investigación abierta

De acuerdo con el académico universitario, el líquido seminal tiene aminas, sustancia aromática, “la cual le brinda ese olor peculiar a pasto recién cortado o cuando destapamos una botella de cloro”. 

Algunos le llaman feromonas, pero no se ha comprobado científicamente si las mujeres sienten alguna atracción por su aroma. Es una investigación que queda abierta, concluyó Lozano Calderón.

Deja tu comentario

Comentarios