Academia Campus

El presente virtual ya se predecía en los cómics

Michel Olguín/Shareni Pastrana.

Actualmente la educación enfrenta grandes retos ante la imposibilidad de reuniones presenciales a causa de la pandemia por COVID-19 y el incesante número de contagios nos ha obligado a trasladarnos al ámbito virtual.

Hoy, las clases se efectúan a través de video llamadas y “curiosamente” varias ficciones ya representaban esta tecnología. Ejemplos de esto son “El Santo”, los “Supersónicos”, los “Súper amigos”, “Batman” y hasta “Los Simpson”, señaló José Ángel Garfias Frías, profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

Mucho de lo planteado en ciencia ficción ha llegado a la realidad. De hecho, este escenario tecnológico ya se vaticinaba desde el siglo XIX con las novelas de Julio Verne. “Desde entonces ya se representaban las posibilidades que nos traería la modernidad”. 

Un ejemplo es la novela “De la Tierra a la Luna”, que después de 104 años de haberse publicado, los viajes espaciales se convirtieron en una realidad. Incluso en la actualidad la ciencia ficción y la ciencia continúan de la mano, ya que en los próximos años la humanidad llegará a Marte. 

Así, se formó un imaginario colectivo futurista a partir de todo lo que leemos y los productos que consumimos. Además, ha influido en las expectativas que la sociedad ha formado en torno al futuro y nuestra relación con las máquinas, añadió el profesor universitario. 

En ese entonces parecían hechos inimaginables, pero gracias a estos productos literarios se originaron nuevas ficciones plasmadas en los cómics, que después la ciencia llevó a la realidad. 

La ciencia ficción en los cómics 

Debido al gran tiraje con el que contaban los periódicos al inicio del siglo XX y con el progresivo desarrollo de la cultura audiovisual y el internet, “la ciencia ficción dio origen a diversos relatos, los cuales aportaron a la sociedad valores y elementos visuales que permitieron a su vez el desarrollo de imaginarios encaminados a una proyección del futuro”.

“Los Supersónicos” y “Futurama” son un claro ejemplo en las caricaturas, donde se representa todo tipo de tecnología que en la actualidad no existe, pero que brindan ideas a la ciencia.

En cuanto a los cómics está “Marvel 2099”, donde se plantea un universo futurista a 100 años de nuestra realidad. Los superhéroes y supervillanos han desaparecido tras unos misteriosos sucesos conocidos como la gran purga. Sin embargo, dentro de la historia se plantean diversos artefactos futuristas. 

En el caso del cine está “Ready Player One”, una historia de Steven Spielberg que realiza el acercamiento “más acertado” de las nuevas tecnologías a través del uso de la realidad virtual. 

Para Garfias Frías esta película representa un acierto hacia la visualización de nuevos modelos de educación, mucho más funcionales que los actuales. De hecho, “la realidad virtual es un tema que tiene bastante futuro”. 

Desde las novelas de ciencia ficción, las caricaturas, los cómics y hasta el cine han influido directamente en la visión que la sociedad ha tenido sobre el futuro.

La educación a distancia

A pesar de los numerosos ejemplos de ficción que plantean un futuro no muy lejano, ya sea de manera positiva o de manera apocalíptica, muchas historias olvidaron la mención de la educación a distancia. 

Aunque podemos ver algunas nociones acerca de la educación vía remota en series como “Los Simpson”, el tema por sí mismo no cobró gran relevancia en la formación del imaginario.

Leer cómics ayuda en la realidad porque gran parte de las investigaciones científicas tuvieron su origen en las historietas donde se plantea la ciencia ficción.

“Las historietas nos permiten imaginar diversas posibilidades donde se construyen mundos a partir de lo imaginado por los lectores”, concluyó.

 

Deja tu comentario

Comentarios