Deportes

El juego contra Cruz Azul es una oportunidad que no queremos dejar pasar: Andrés Lillini 

Club Universidad Nacional
Estar a las puertas de jugar una final internacional es una inyección anímica muy buena. Favio Álvarez 

El director técnico de los Pumas, Andrés Lillini, y el mediocampista Favio Álvarez hablaron hoy en conferencia de prensa del duelo de vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones de Concacaf 2022, en el que se medirán al Cruz Azul y en el que cuentan con la ventaja de 2 goles a 1 después del partido de ida. El timonel auriazul fue enfático: “Vamos a formar un equipo para ganar desde el primer minuto. Sin especulaciones. Si vamos a ver qué hace Cruz Azul, la vamos a pasar muy mal. Es una ilusión muy grande, una oportunidad que no queremos dejar pasar. Una posibilidad ideal. A su vez, con la presión de que no se escape para dar un paso más a la recta final”. En ese sentido, resaltó la fortaleza del plantel: “Es un grupo que ante la adversidad y mejor sea el oponente, más saca la casta. Eso está puesto de manifiesto en las cosas que vienen haciendo. Mañana llevamos la ventaja, pero va a ser un partido sumamente complicado. Va a haber momentos de Cruz Azul y momentos nuestros, en los que tenemos que ser determinantes. Después, hay que saber contrarrestar a un rival que tiene jerarquía, individualidades y recambio”. “La cabeza de mi equipo es fuerte. Cuando un futbolista quiere jugar, el cansancio se dosifica por el aspecto mental. Estamos muy bien. Espero que mañana podamos marcar el ritmo del partido, lo que nos gusta, para ser determinantes”.  Y recalcó que “la presión existe diariamente porque estás en un club grande: en el torneo local, cuando vas avanzando, cuando vas perdiendo. La presión por dar el paso a una final es para disfrutar: esto es un juego, vivimos de esto. Tenemos que salir a ganar y sabemos el lugar que ocupamos de equipo grande. Tiene que haber concentración e intentar constantemente las cosas que venimos haciendo”, concluyó. Por su parte, el volante Favio Álvarez señaló: “Nos encontramos muy bien. En la puerta de jugar una final internacional es una inyección anímica muy buena para el plantel. Lo estamos disfrutando, que es muy importante, y ojalá mañana demostremos lo que venimos haciendo”. Y añadió: “Vamos a salir a jugar de igual a igual. Tenemos que demostrar carácter, estar tranquilos y hacer nuestro partido para tener muchas chances de ganar. Nos tenemos que sentir favoritos, con el respeto que se merece Cruz Azul, que también es un club grande. Tenemos que salir a ganar y es la mística que tiene el equipo: nunca se da por vencido. Más allá de las adversidades, siempre va hacia adelante. Lo demostramos varias veces. Yendo abajo, el equipo se repone y habla muy bien de lo que somos, lo que representamos y lo importante que es esta playera”. “Jugar una semifinal no es todos los días y hay que disfrutarlo. Andrés (Lillini) nos da tranquilidad, confianza. Tenemos la responsabilidad de hacer un gran partido, concentrados y al límite de nuestras capacidades, pero él confía mucho en nosotros y nosotros confiamos mucho en él”, subrayó. Por último, indicó que no le sorprende el protagonismo del conjunto universitario en varios de los torneos que ha disputado recientemente: “Sé la clase de jugadores que hay, la calidad de personas y de grupo, lo que lleva a lograr muchas cosas. Nos entregamos al 100 por ciento y confiamos en la idea del técnico. Confío mucho en mis compañeros y estamos con hambre. Estuvimos cerca de ser campeones y ahora tenemos la posibilidad y no tenemos que dejarla escapar”, finalizó.

Deja tu comentario

Comentarios