Cultura

El cinefotógrafo Toni Kuhn invitado de esta semana en Jueves de Cine en Casa Buñuel charlará con Juan Carlos Rulfo

CulturaUNAM
El próximo invitado será el cinefotógrafo Toni Kuhn, el jueves 11 de junio
La siguiente sesión de  tendrá como invitado al cinefotógrafo Toni Kuhn, presentado por el realizador Juan Carlos Rulfo, el 11 de junio en punto de las 18:00 horas. Esta iniciativa es parte de la campaña #CulturaUNAMEnCasa y es una colaboración entre la AMACC, Cultura UNAM, la Filmoteca de la UNAM y la Cátedra Ingmar Bergman en Cine y Teatro.
Las sesiones se transmiten en vivo a través de Cultura en Directo.UNAM (YouTube) y los interesados podrán, además, formularle preguntas al invitado.
Sesión anterior con Jorge Fons
El pasado 4 de junio fue transmitida por el canal Cultura en Directo.UNAM en YouTube la sesión de jueves de Cine de Casa Buñuel, en esta ocasión el invitado fue el destacado realizador Jorge Fons, presentado por el también director de cine, Armando Casas (Para vestir santosUn mundo raroFamilia Gang, entre otros).
Esta entrañable conversación tuvo como objetivo rememorar las experiencias y enseñanzas  que el director, guionista, productor, académico y actor Jorge Fons ha forjado a través de su prolífica trayectoria. Fons es miembro fundador de la compañía Teatro de Tlalnepantla y pertenece a la primera generación de directores de cine egresados del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la UNAM. En 1966 trabajó como coordinador artístico en la película Los caifanes (1967) de Juan Ibáñez. En 1968 realizó un episodio de la película Trampas de amor (1968): “La sorpresa”, que sería su primera cinta como director.
Su trabajo ha sido reconocido con premios nacionales como el Ariel en la categoría de Mejor Director en 1972 por su trabajo en Nosotros, episodio de Tú, yo y nosotros (1972), por el cual también estuvo nominado en las categorías de Mejor Argumento Original y Mejor Guion Cinematográfico. En 1974, ganó el Ariel a Mejor Dirección por Caridad, episodio de Fe, esperanza y caridad (1972), en 1981 por Mejor Cortometraje Documental por Así es Vietnam (1979). Para el año 1991 obtendría el Premio a Mejor Dirección por Rojo amanecer (1989) y en 1995 a Mejor Dirección por la película El callejón de los milagros (1995),  el Ariel de Oro y el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Bellas Artes, ambos en 2011; y la Medalla Cátedra Ingmar Bergman de 2018. Internacionalmente en 1977 fue reconocido en el Festival de Cine de Berlín con el Oso de Plata a la Mejor Dirección por Los albañiles (1976), basada en el libro de Vicente Leñero.
Fons recuerda al gran Héctor Suárez
Uno de los primeros temas que se abordaron en la conversación fue el trabajo con Héctor Suárez en el episodio “La sorpresa” 1968), en el que Jorge Fons mencionó que la capacidad de Suárez para alcanzar niveles muy altos de expresión en escena fue lo que le alentó a otorgarle el papel protagónico, debido a que el personaje exigía mucha efusividad. De esta forma se rindió un pequeño homenaje rememorando la labor de este versátil actor, fallecido el 2 de junio de 2020.
Los inicios de Jorge Fons
De su primer largometraje, El quelite (1969), el maestro Fons comentó que en un principio no era simpatizante de la obra por el tipo de lenguaje que incluía el guion y las diversas puestas en escena que había tenido en el Teatro Insurgentes. Algunos de los miembros del reparto de fueron Héctor Suárez y Germán Valdés (Tin Tan) del cual Fons había sido admirador mucho tiempo debido a su grandeza actoral para interpretar un extenso abanico de papeles.
En cuanto al tema de la actuación, Armando Casas aprovechó para mencionar la preparación que Fons tuvo como actor antes de incursionar en el séptimo arte y cómo esto lo había ayudado a desarrollar un estilo personal a la hora de hacer cine. Sobre esto el director comentó que, en su perspectiva, el trabajo con los actores precede al trabajo con la cámara (encuadres y maniobras) ya que el trabajo actoral bien focalizado facilita la catarsis del espectador al momento de ver la película.
Posteriormente la charla llegó a un punto importante en la carrera de Fons: dirigir “Caridad”, el último episodio de Fe, esperanza y caridad (1972). En este rodaje tendría la fortuna de trabajar con grandes figuras del cine mexicano como Sara García, Julio Aldama, Katy Jurado y el que sería uno de sus entrañables amigos y colaboradores, Luis Alcoriza, de quien surgió la idea de los tres cortometrajes para integrar el largometraje.
Fons también dirigiría uno de los grandes filmes del cine mexicano, Los albañiles (1976), en el que abordaría la problemática de ese sector laboral, y cuyo guion trabajó con Vicente Leñero y Luis Carrión. Al respecto, comentó que parte de la magia visual que caracteriza a la película es gracias a que se filmó en una construcción real durante las horas de la jornada laboral. El reparto estuvo conformado por actores de la talla de Ignacio López Tarso, Jaime Fernández, José Alonso, Katy Jurado y Adalberto Martínez “Resortes”. En palabras del director, este filme buscaba plantear una estructura dramática diferente, una estructura que se hace presente en los primeros minutos del filme.
Otra de las obras que se comentaron fue Rojo amanecer (1989), que aborda los sucesos ocurridos en Tlatelolco el 2 de octubre de 1968 desde la perspectiva de una familia que habita uno de los departamentos de la Unidad Nonoalco-Tlatelolco. El director afirmó que en un principio fue muy difícil que alguien aceptara rodar la película, ya que el tema era tabú y no fue hasta que Héctor Bonilla decidió incorporarse como productor que arrancó el proyecto. Después de filmar en la clandestinidad y con un presupuesto limitado, la cinta sería revelada, copiada y enviada a Los Ángeles, California. Jorge Fons describió a la película como un esfuerzo comunitario: “Todos queríamos decir algo del 68, ya era momento”. Cabe resaltar que esta cinta fue restaurada y proyectada por la Filmoteca de la UNAM en 2018.
Para finalizar este encuentro, se le preguntó al cineasta cuál es su método para tratar con los actores y obtener resultados memorables, a esto, Fons comentó que la mayor parte su trabajo dirigiendo actores se enfoca en centrar al actor dentro del contexto del personaje, los hace sentir lo mismo que el personaje, construye los personajes de la mano con el actor, para él generar dudas en el actor es primordial para crear una actuación convincente y afirmó “¡Ellos son los que hacen la obra! Yo solo soy un cuate que le quita la piedrita del zapato”.
En esta plática pudimos mirar con mayor claridad el trabajo que Jorge Fons ha realizados a lo largo de su trayectoria por el cine mexicano. Apreciamos que uno de sus principales talentos es lograr la catarsis en el público a través de sus personajes y la historia. Sin duda, mirar el cine de Fons es mirar un cine humano, con sentimientos y emociones que rompen la pantalla, un cine propositivo que se apodera de nosotros.

Deja tu comentario

Comentarios