Campus Internacional Sociedad

Debe considerarse a los niños como sujetos con plenos derechos

Fabiola Méndez/Damián Mendoza
El 30 de abril, el IIJ de la UNAM presentará el Seminario Explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes

Los niños pertenecen al grupo con mayores condiciones de vulnerabilidad, “esto se debe a que se consideran como objetos de protección y no como sujetos plenos de derechos. Es importante cambiar nuestro enfoque de la niñez, que los y las consideremos como tal, porque desde el hecho de denominarlos menores empezamos a minimizar su trato y el cuidado que podemos darles”, señaló Elisa Ortega Velázquez, investigadora del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la UNAM.

De acuerdo con el Informe Anual de Trata de Personas de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), la principal forma de trata de niños es con fines sexuales, le sigue el trabajo forzoso, la mendicidad forzada, la remoción de órganos, la venta de niños y el matrimonio  forzado, que afecta principalmente a niñas.

Asimismo, el reporte señala que las principales víctimas de trata de personas a nivel sexual son las mujeres con un 51 por ciento, pero la tendencia se ha incrementado en el caso de niñas, niños y adolescentes de un 22 por ciento a 28 por ciento en un periodo corto.

“En México, las ciudades fronterizas en el norte y sur son clave en cuanto a la tasa de explotación sexual no sólo de niños del territorio, sino de niños migrantes. El país es un destino de trata sexual de niños en ciudades turísticas como Cancún y Acapulco”, sentenció Ortega Velázquez.

Para la especialista en niñez migrante y refugiada, los niños y adolescentes que migran huyen de contextos de violencia extrema a nivel familiar y viven un éxodo forzado. “Los niños son presa fácil del crimen organizado para que lleven a cabo venta y distribución de drogas, se usan como vigilantes dentro de los campos donde tienen sembradíos y la situación se agrava cuando viajan no acompañados”.

En ese contexto, el reto en materia de infancia es grande aunque el marco normativo “es casi ejemplar” y se tiene la reforma de 2011 en materia de Derechos Humanos, así como la Ley General de Niños, Niñas y Adolescentes.

Refirió que “el Estado mexicano es muy ágil de pluma para proteger a los niños quienes están en estado de vulnerabilidad, en sus distintos tipos por su edad, pero hay un amplio margen entre lo que dice la literalidad de la ley y lo que se lleva a cabo”.

Ortega Velázquez dijo que se necesita un equipo multidisciplinario que atienda, de manera integral, a infantes que han vivido una situación que violenta sus derechos, “para llevar a cabo esto la mayor responsabilidad es del Estado pero en México hay un problema operativo y financiero”, finalizó.

El 30 de abril, el IIJ de la UNAM presentará el Seminario Explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes. El panel comentará sobre Promoción y Protección de los Derechos de la Infancia y se presentará la reedición del libro Estudios sobre la explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes en México, que incluye una actualización de cifras sobre la problemática.

El evento estará abierto a todo el público y se llevará a cabo en la aula Reforma Política de 1977, de las 9:00 a las 15:00 horas.

Deja tu comentario

Comentarios