Deportes NewsFeed

David Martínez, un futuro médico que va por el oro en el Mundial de Kickboxing

Dirección General del Deporte Universitario
El alumno de la FES Iztacala realiza su internado de pregrado en la carrera de medicina mientras entrena con miras al Mundial de Rusia 2021.

Ser médico general y campeón del mundo en kickboxing son los grandes objetivos de David Martínez Aceves, un multicampeón nacional y panamericano de esta disciplina deportiva y alumno incansable de la carrera de medicina en la Facultad de Estudios Superiores Iztacala.

En la actualidad cursa el noveno semestre de la licenciatura y realiza su internado en el Hospital General de Zona número 68. Prácticamente tiene que estar despierto 36 horas consecutivas para atender a pacientes al interior de la clínica, aun así, debe ingeniárselas para tomar clases en el mismo nosocomio y entrenar con la mentalidad de competir en el Campeonato Mundial de Kickboxing Rusia 2021.

Aunque la fecha todavía es incierta, debido a las condiciones sanitarias, Martínez Aceves se mantiene a la expectativa para disputar un selectivo nacional en donde buscará su clasificación al Mundial. Ahí podría enfrentar a los mejores atletas de kickboxing del planeta en la categoría K1, división 63.5 kg, en busca de ser el mejor del orbe y lograr su clasificación a los Juegos Mundiales Estados Unidos 2022.

“Mi objetivo es ir a ganar a ese Mundial y dejar el nombre de México en alto. Ese torneo da clasificación a los World Games, máximo evento para mi disciplina deportiva. Para estar ahí tengo que ser el mejor clasificado de América en el Mundial de Rusia”, asevera el alumno de la FES Iztacala de 22 años de edad, quien tiene en su historial una medalla de plata y una de bronce en campeonatos mundiales, además de dos campeonatos panamericanos y cinco nacionales. En los World Games Polonia 2017 logró el quinto lugar.

El inicio del confinamiento truncó los planes de David Martínez, quien también es competidor de artes marciales mixtas en la empresa Combate Américas. Previo a la contingencia estaba por darse una pelea en la cual compartiría cartelera con su hermana, Melissa Martínez, al cancelarse esta fecha sólo le quedó continuar su preparación atlética en el hogar y, como muchos universitarios, realizar sus clases en línea, hasta que en el mes de julio decidió, con el apoyo de su familia, iniciar su internado clínico pese a que esto implicara tomar medidas extremas de sanitización cada vez que llega a casa.

En el nosocomio, donde realiza su etapa de pregrado de la carrera de medicina, existe una zona restringida llamada Coviario, a la cual tiene prohibido el acceso por parte de las autoridades de la FES Iztacala, pero eso no impide que el gladiador con bata sacie sus ganas de ayudar a los demás.

“Estoy en un hospital híbrido, que no es para atender sólo casos de Covid. Aun así, siempre tomamos las medidas adecuadas y nos dan equipo de protección. Actualmente estoy en el área de cirugía y sólo atendemos pacientes de urgencias, no cirugías programadas. Salgo de una guardia de 36 horas consecutivas a las cuatro de la tarde, descanso hasta las siete de la noche y a esa hora empiezo el entrenamiento que termino a las nueve aproximadamente”, comparte el peleador, antes de subrayar cuáles son sus máximos sueños.

“En medicina me gustaría titularme como médico general y realizar la especialidad de urgencias porque me gusta la adrenalina. Y en el ámbito deportivo, me gustaría ser campeón mundial y seguir peleando en grandes ligas de artes marciales mixtas”, sentencia.

Deja tu comentario

Comentarios