Cultura

Dada Divas reanima y celebra las historias de mujeres del movimiento Dada

CulturaUNAM, Nota: René Chargoy.
Muestra las contribuciones históricas y artísticas de mujeres dadaístas eclipsadas por sus homólogos masculinos

Jacqueline Bobak, creadora del concepto y música del happeningDada Divas, acontecimiento teatral sin trama o, de igual modo, exhibición no convencional, presentó en el Festival Vértice. Experimentación y Vanguardia su proyecto de ópera e investigación basado en los trabajos creativos, ideas y biografías de artistas femeninas pioneras del movimiento Dada, que realizaron principalmente performance, poesía, modelaje y pintura, tales como Emmy Hennings, Mina Loy, Elsa von Freytag-Loringhoven y Hannah Höch.

Antiarte moderno para provocar al orden establecido y exponer en viñetas e interludios las contribuciones históricas y artísticas de esas mujeres eclipsadas por sus homólogos masculinos. Escenas cortas y algunas secuencias para esbozar apenas temas tan relevantes como el estatus de las mujeres, la vida de emigrantes, la adicción a las drogas, la guerra y el consumismo. Cuestionamiento al canon artístico a través de acciones teatrales, improvisaciones y música incidental, que tuvieron como escenario el Auditorio del Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC).

Descripciones en la mayoría de las viñetas en las que se incluyen comentarios sobre algunas referencias históricas detrás de la música o la puesta en escena. Espectáculo de cabaret combinado con música contemporánea, dirigido por Cordelia Istel, en el que tres mujeres, Carmina Escobar, Meltem Ege y Micaela Toben, interpretan a las dadaístas, y Jacqueline Bobak a una archivista que se empeña en hacerlas caber en una estrecha clasificación académica

La constante: apertura de cajas de archivo para hurgar en su interior y “redescubrir recuerdos y artefactos de las vidas y obras de esta mujeres”, que pertenecieron a un movimiento artístico que pretendió en todo momento abolir la consagración.

Show de varieté enlazado al arte sonoro, a las técnicas de voz extendida y al performance, pero que también remite al clown. Mosaico de narrativas desde la obertura en la que reproducen los sonidos de un bullicioso café para asemejar el lugar en donde los fundadores del Dada actuaban muy a menudo, pasando por una mezcla ruidosa de ollas y sartenes dedicada a asaltar sensibilidades del público resucitador de divas.

Diva entonando canciones altas y bajas que desprecian la guerra y otras tonterías. Revisión de las partituras de su antiguo repertorio halladas en una caja de archivo, amalgama aleatoria de canciones de cabaret, melodías populares y marchas. Diva arrancando de una libreta fragmentos de su poesía para entregarlos a la audiencia. En uno de estos se alcanza a leer: Spawn of fantasies (engendro de fantasías). Poemas derivados del azar. Diva abriendo otra caja y de ella extrae objetos inusuales, mientras Emmy y la baronesa juegan con raquetas de bádminton, pero que en realidad son instrumentos de percusión.

Más y más cajas de las que se irán sacando telegramas, bordados, hilos y velitas de cumpleaños. Paralelamente al examen de los objetos, vocalizaciones angustiantes, amplificación de multifónicos: suspiros, golpeteo de la lluvia, lamentos, llantos, ululaciones, ornamentos vocales y poemas sonoros. Divas feministas y futuristas, mujeres depresivas y ansiosas, deliberadamente brillantes y extrañas. Mujeres del Dada a través de una lente moderna que no necesariamente emociona ni convence, pero que sí ilustra efímeramente procesos de creación.

Deja tu comentario

Comentarios