Cine Cultura

¿Cómo hacer un guión?

Pepe Herrera

Con el fin de compartir el conocimiento adquirido durante su trayectoria como docente y guionista, tanto de películas como de series, Carlos Hugo Gómez Oliver publicó “Desmenuzar el drama”, obra con la que busca orientar a quienes se sientan atraídos por el arte audiovisual a escribir con una metodología orientada en el guión.

El profesor de la Escuela Nacional de Artes Cinematográficas (ENAC) dijo que escribir un guión es muy complicado debido a que éste debe tener la verdad emocional de quien lo escribe. Con base en ello, su libro ahonda en la indagación de los elementos narrativos y dramáticos que puedan servir para crear una buena historia desde la imaginación de su autor.

“La verdad emocional es esencial en el guión. La gente va al cine a ver películas que están hechas para hacer dinero, se ríen, les entretiene un rato. Pero al salir de la sala o diez minutos después se les olvida la historia, porque ésta no ofrece un punto de vista del mundo o no ofrece algo nuevo o nace sin alma, y el espectador se da cuenta. Las películas deben tener esa alma para trascender, sean del tipo que sean”, señaló.

Por otro lado, el profesor Gómez pidió a los jóvenes que no se vayan “por lo fácil” y crean que al hacer un guión bien estructurado, como se enseña en las escuelas, ya es un buen trabajo. Las cosas no funcionan así en el arte audiovisual. “Hay guiones muy bien estructurados, que se ven bien, pero no tienen ‘alma’ y deben contenerla junto con la verdad emocional”.

Además de orientar a los jóvenes en su carrera, “Desmenuzar el Drama” nació para cubrir la falta de material relacionado con el tema audiovisual debido a que los cineastas más exitosos tienen metodologías muy particulares que sería complicado compartir, “no porque no quieran hacerlo, sino porque escribir es complejo”.

“Hay directores que intentaron compartir su conocimiento, pero divagaban mucho sobre otras cosas, como sobre qué hicieron para conseguir presupuesto para tal película, anécdotas profesionales, entre otras cosas. En México hay mucho material de análisis y revisión de cineastas, pero no hay metodologías como tal”, declaró el docente, quien finalizó este proyecto durante la pandemia de Covid 19, aunque ya tenía tiempo redactando. “Escribir es saber lidiar con nuestros demonios”, agregó.

Carlos Hugo comentó que el papel de director es de suma importancia en el arte audiovisual debido a que debe saber encauzar los esfuerzos creativos del resto del equipo y ajustarse al presupuesto. De igual manera, resaltó que el director debe ser un tiempista y saber colocar elementos precisos, como la música.

“Debe saber construir los personajes y la historia. Que en los momentos dramáticos haya coherencia y saber cuándo va la música basándose en el guión. En Hollywood se acostumbra buscar compositores ganadores del Óscar y casi toda la película está llena de música. Un buen director debe articular todos los elementos de la cinematografía sin abusar de ellos”, expuso.

Con su vasta experiencia, el escritor señaló la principal diferencia entre un guión para película y uno para una serie. “En un filme resaltas la historia y en una serie te enfocas en los personajes. La historia busca un final, salvo que quieras dar pie a otra. En la serie, desarrollas los personajes, sean principales o secundarios. Breaking Bad y Dr. House realizaron eso muy bien. Tan es así que ambas series siguen siendo vistas porque desarrollaron figuras sólidas, que hoy recuerda la gente”, explicó.

Por último, el docente envió un mensaje a los que quieran dedicarse al arte audiovisual y les invitó a que crean en ellos, a ser tenaces, tolerantes y humildes porque “dedicarse a esto no es fácil”.

“Hay que olvidarse de las alfombras rojas y cosas por el estilo porque dedicarse a esto (realizar series y películas) es sufrido. Para poder levantar una película vas sufrir varios rechazos pero debes estar convencido de lo que quieres contar sin importar si es políticamente correcto. Debes tener una verdad y las convicciones firmes, aunque a los demás no les guste. Lograr una película no te convierte en un genio, sino que debes sentirte afortunado de que tuviste la distinción de decirle a los demás que hay cosas importantes y relevantes que contar”, finalizó.

Deja tu comentario

Comentarios