Academia Campus

Ayer y hoy muchas caricaturas denigran a la mujer

Michel Olguín Lacunza
Los niños pequeños ven caricaturas con mensajes negativos y crecen en este contexto violento


La caricatura de Pepe Le Pew ha sido criticada por transmitir un mensaje de abuso hacia las mujeres, pero ¿qué tanto captan los niños de esta animación?

De acuerdo con Susana Eguía, especialista en psicología educativa de la Facultad de Psicología de la UNAM, la función de las caricaturas es entretener a los niños y niñas, que tengan un rato agradable y que vean imágenes lúdicas frente a la televisión. 

¿Cuál es la realidad? Se han desarrollado contenidos dentro de las animaciones con mensajes negativos muy importantes que los pequeños absorben rápidamente.

Pepe Le Pew tiene 80 años 

Pepe le Pew, que es una caricatura con 80 años de existencia, trata de un “zorrillito” amable, afable, muy caballeroso, simpático, seductor y afrancesado que quiere conquistar a las “zorrillitas” y mostrarles de “todo de lo que es capaz”. 

La realidad es que está transmitiendo un mensaje de: “yo soy el hombre”, “quiero contigo” y “te voy a tener como sea”. Aunque la “zorrillita” o “gatita” huya, Pepe Le Pew la persigue sin importar lo que ella quiera. 

¿Cuál es el verdadero mensaje? “Te voy a tener como sea y no me importa si tú quieres, yo soy el hombre y tengo el poder,” y esto incita al acoso y la violación, acotó la especialista. 

De acuerdo con la entrevistada, esta caricatura responde al contexto de hace 80 años cuando fue creada y las mujeres se veían como un objeto. De hecho, los derechos del género femenino empezaron después, cuando obtuvieron el voto.

A través de los años la postura de la mujer y su posición ha cambiado. Ahora ambos géneros tienen los mismos derechos, obligaciones y prerrogativas. 

“En defensa de Pepe Le Pew se trata de una caricatura que surgió hace casi un siglo, pero hay otras animaciones actuales que siguen repitiendo ese patrón”, explicó la académica universitaria. 

Otro caso son las historias de Disney, enseñan que las niñas son pasivas, pueden tener problemas y la solución es dormir y esperar al príncipe azul para que las rescate. 

En estas animaciones las mujeres no tenían derecho a resolver nada, hasta que últimamente han hecho películas como Mulán o Moana, donde las niñas son quienes deben resolver las cosas.

 En este contexto también existe un mensaje hacia los hombres: “tienes el derecho sobre las mujeres”, “puedes decidir y hacer”, pero también es una cuestión complicada porque el mensaje es: “debes ser fuerte” y “tienes que resolver”. 

Se trata de una carga muy fuerte hacia los hombres que son muy inseguros y en algunos casos llegan a pensar: “quiero tenerte, tengo que tenerte y no me puedes dejar, porque si no, me mato o te mato”. 

“Pareciera que las caricaturas vuelven a los hombres agresivos, pero también se trata del contexto donde vivimos”. Hoy los feminicidios son cada vez más comunes y existe mucha agresión por parte de los hombres. 

“Todos los días vemos en las noticias asesinatos, violaciones a mujeres, feminicidios y en este contexto la agresividad está totalmente normalizada porque no hay consecuencias, es decir, no se castiga a los culpables”. 

Los niños pequeños ven caricaturas con mensajes negativos y crecen en este contexto violento. Por eso, es muy importante estar al pendiente de los pequeños y mirar en todo momento lo que ven en la televisión, concluyó.

Deja tu comentario

Comentarios