Campus Sociedad

Alumnos de la UNAM participarán en competencia de emprendimiento social

Facultad de Ingeniería
llevar-tecnología-poblados-desatendidos-mejorar-perspectiva-vida-UNAMGlobal
David Navarrete Ugalde y Gustavo Méndez Briones, de la carrera de Ingeniería Industrial y Paula Moreno-Bello, carrera de Actuaría
Representarán a la UNAM con su iniciativa de hacer accesible la Inteligencia Artificial (IA) a las comunidades más marginadas

David Navarrete Ugalde y Gustavo Méndez Briones, de la carrera de Ingeniería Industrial, junto a su compañera de equipo Paula Moreno-Bello, estudiante de Actuaría, representarán a la UNAM en la competencia de emprendimiento social Hult Prize 2019, donde participarán con su iniciativa de hacer accesible la Inteligencia Artificial (IA) a las comunidades más marginadas.

Llevar las nuevas tecnologías a los poblados más desatendidos sin duda es un gran reto: en la actualidad la IA ya tiene herramientas para que puedan enseñarse sus fundamentos a personas sin conocimientos especializados. La intención de los universitarios es crear programas educativos de formación técnica que abra las puertas a empleos bien pagados y cubra la demanda de gente capacitada en la variante de aprendizaje de máquinas.

Ante el pronóstico de que la tecnología reemplazará a los humanos en muchos de los puestos de trabajo que existen actualmente, en especial en un país manufacturero como el nuestro, los ingenieros vieron la ocasión de convertir una amenaza en una oportunidad para mejorar las condiciones de vida de los más necesitados. Por ello, uno de los principios fundamentales de su propuesta es facilitar la distribución del conocimiento: planean crear en cada comunidad un aula con equipo de cómputo donde un mentor se encargue de las clases a lo largo de una jornada de 6 u 8 horas.

Tras pasar la semifinal y la final, celebradas en los últimos meses de 2018, el equipo se prepara para viajar a Colombia, una de las 25 sedes de las regionales, la última prueba antes de hacerse acreedor a 2 meses de incubación en Londres. Sólo 50 equipos, de los 200 mil originalmente inscritos, recibirán este apoyo para desarrollar su idea de emprendimiento.

La razón por la que el equipo eligió Bogotá para continuar su camino en la competencia es la potencial escalabilidad del proyecto. Dada las situaciones económicas y sociales similares en toda Latinoamérica, el público al que los universitarios quieren llegar no se encuentra sólo en nuestro país, sino que sus cursos podrían implementarse más allá de nuestras fronteras, incluso en naciones como Nigeria o Indonesia.

Los ingenieros destacaron que uno de los desafíos antes de llegar a esta etapa fue formar su equipo. Sin embargo, la llegada de Paula significó un enriquecimiento en su perspectiva, que los hizo competidores más sólidos e integrales y les ayudó a pasar de la planeación a la ejecución.

Como apasionados incansables del emprendimiento, David y Gustavo se han procurado todo tipo de preparación en el área y lo consideran un estilo de vida. Ambos han participado en otros concursos similares y han tenido oportunidad de estudiar el tema en el extranjero. “Lo relativo a negocios me encanta, es algo que he estudiado toda mi vida; y la parte social es algo que el mundo necesita y que sé puedo dar, para mí ambos combinan perfecto”, comentó Gustavo. “Me fascina la idea de que puedes hacer un negocio mientras estás ayudando a las personas”, agregó David.

Aunque nerviosos por enfrentarse a 24 equipos de las mejores universidades a nivel mundial, los jóvenes dijeron tener confianza en su proyecto: “La UNAM nos ha dado muchas herramientas para estar al nivel y ser contendientes globales”. Por ello, invitaron a todos los estudiantes a tener seguridad en la formación que reciben y a invertir su tiempo aprovechando la variedad de actividades a su disposición como parte de la máxima casa de estudios, desde las deportivas, los capítulos estudiantiles, los programas de intercambio, hasta las culturales y recreativas.

Deja tu comentario

Comentarios