Sociedad

Afganistán: a un año de talibanes, retroceso y catástrofe para las mujeres

Redacción

Ha pasado un año desde que los talibanes tomaron el control de Afganistán tras la retirada de las fuerzas extranjeras dirigidas por Estados Unidos. El escenario luce desalentador. Los hospitales están deteriorados y la atención es pobre, a pesar del esfuerzo sobrehumano de los enfermeros. Los productos básicos escasean. Hay desnutrición y sobre todo las mujeres son excluidas del mundo laboral y de la educación.

Poner restricciones a las mujeres en todos los ámbitos fue uno de los temas principales tras la toma de los talibanes. El 7 de septiembre de 2021, cuando iniciaron con un gobierno interino, ninguna mujer fue tomada en cuenta para algún cargo.

Esas primeras decisiones en contra de la mujer, preveían un escenario desalentador que el 20 de julio fue confirmado por la misión de la Naciones Unidas en Afganistán, cuando señaló que los derechos de las personas del sexo femenino se habían erosionado casi totalmente. La ‘igualdad’ que tanto se había peleado durante 20 años, donde las mujeres eran parte esencial para la construcción de Afganistán, se difuminó en un año.

Las mujeres han ido perdiendo terreno de manera dramática, ya que no deben trabajar, o si lo hacen únicamente se les permite en labores hogareñas. De igual manera, la educación secundaria ya está prohibida para ellas, y de acuerdo a datos del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), esto afecta a 3.4 millones de niñas y adolescentes. Por otro lado, si desean salir a la calle debe ser en compañía de un “guardián” varón y con el rostro tapado. “Sin la particpación de las mujeres, hay pocas oportunidades de lograr un paz duradera, estabilidad y desarrollo económico”, manifestó la UNICEF.


Otro problema relacionado con las mujeres, es el aumento del matrimonio infantil. UNICEF indicó que

“la pandemia de COVID-19 y la crisis alimentaria han agudizado la pobreza. La situación es tan desesperada que, a cambio de una dote, algunas familias ofrecen sus hijas a los 20 días de nacer a futuros esposos”.

Las ilusiones de las mujeres parecen acabarse. Euronews recopiló una serie de declaraciones anónimas donde es una constante leer a las mujeres decir “quiero mi libertad y no que me controlen”, “trabajaba y ahora no puedo hacer nada”, entre otras.“Aquí ya no hay futuro para las niñas, en especial, para las mujeres. Nuestros sueños no nos benefician solo a nosotras. También al mundo entero, benefician a todos los países, benefician a miles de jóvenes y niñas. Esto es realmente desgarrador. Esto es muy triste para todos”, una frase que resume todo el sentir de las mujeres en Afganistán.

El pasado 13 de agosto un grupo de mujeres buscaba alzar la voz ante el régimen talibán, pero encontró agresiones. Bajo el lema ¡Pan, trabajo y libertad! , 40 mujeres se reunieron alrededor del Ministerio de Educación, pero su protesta únicamente fue de cinco minutos, ya que fueron dispersadas violentamente.

Además de ello, algunas fueron seguidas y arrebatadas de sus pancartas y teléfonos celulares. Las manifestaciones ya son menos frecuentes en Afganistán, ya que, de acuerdo con AFP, las organizadoras de algunas concentraciones han permanecido detenidas durante semanas.

Por otro lado, en cuanto al tema de la atención médica, Ehsanullah Rodi, jefe del hospital de la provincia de Helmand, declaró para AFP que “ni el año pasado, ni en 2020 se había visto algo así. Salvo las personas con cólera, las demás no reciben atención médica porque no hay material médico necesario”.

La desesperación se hace presente en cada uno de los miembros del personal médico. Homeira Nowrozi, también cuestionada por la agencia francesa, manifestó que “no hay descanso en los hospitales, ya que hay pacientes que llegan en estado crítico”. “Desconocemos el número de muertos porque muchos no vienen al hospital”, dijo Nowrozi.

La comida escasea y lo más básico es imposible de encontrar ya que, aunado al problema de la sequía que hay en la región y el aumento de precios por el conflicto entre Ucrania y Rusia, el dinero no alcanza.


“Casi el 80% de los niños y niñas aseguran que se han acostado con hambre en los últimos 30 días, aunque son las niñas quienes más sufren esta situación ya que tienen casi el doble de probabilidades que los niños de acostarse sin haber comido lo suficiente”, expresó Save The Children en un comunicado el pasado 10 de agosto.

Deja tu comentario

Comentarios