Ciencia NewsFeed Salud

Algunos químicos encontrados en vegetales previenen el cáncer de colon en ratones

Instituto Francis Crick
Imágen-microscópica-de-colon-UNAMGlobal
Imagen microscópica que muestra el colon saludable de un ratón alimentado con una dieta enriquecida con I3C. Foto: Instituto Francis Crick

Los productos químicos producidos por verduras como la col rizada, el repollo y el brócoli podrían ayudar a mantener un intestino sano y prevenir el cáncer de colon, según muestra un nuevo estudio del Instituto Francis Crick.

La investigación, publicada en Immunity, muestra que los ratones alimentados con una dieta rica en indol-3-carbinol (I3C), que se produce cuando digerimos verduras del género Brassica, estaban protegidos contra la inflamación intestinal y el cáncer de colon.

Si bien los beneficios para la salud de los vegetales están bien establecidos, muchos de los mecanismos detrás de ellos siguen siendo desconocidos. Este estudio ofrece la primera evidencia concreta de cómo el I3C en la dieta puede prevenir la inflamación del colon y el cáncer, al activar una proteína llamada receptor de hidrocarburo de arilo (AhR).

AhR actúa como un sensor ambiental que transmite señales a las células inmunitarias y epiteliales en el revestimiento intestinal para protegernos de las respuestas inflamatorias a los trillones de bacterias que viven en el intestino.

“Estudiamos ratones genéticamente modificados que no pueden producir o activar AhR por sí mismos, y descubrieron que desarrollaron fácilmente inflamación intestinal que progresó hasta convertirse en cáncer de colon”, explica la autora principal, la Dra. Amina Metidji, del Instituto Francis Crick. “Sin embargo, cuando les dimos una dieta enriquecida con I3C, no desarrollaron inflamación ni cáncer. Curiosamente, cuando los ratones cuyo cáncer ya estaba en desarrollo se cambiaron a la dieta enriquecida con I3C, terminaron con un número significativamente menor de tumores que también eran más benignos”.

Mediante el estudio de los ratones y los organoides del intestino del ratón (“mini agallas” hechas de células madre), los investigadores descubrieron que el AhR es vital para reparar las células epiteliales dañadas. Sin AhR, las células madre intestinales no se diferencian en células epiteliales especializadas que absorben nutrientes o generan moco protector. En cambio, se dividen sin control, lo que en última instancia puede conducir al cáncer de colon.

“Ver el profundo efecto de la dieta sobre la inflamación intestinal y el cáncer de colon fue muy sorprendente”, dice la autora principal, la Dra. Gitta Stockinger, líder del grupo en el Instituto Francis Crick. “A menudo pensamos en el cáncer de colon como una enfermedad promovida por una dieta occidental rica en grasas y pobre en contenido vegetal, y nuestros resultados sugieren un mecanismo detrás de esta observación. Muchas verduras producen químicos que mantienen AhR estimulado en el intestino. Estos hallazgos son motivo de optimismo; cambiar los factores genéticos que aumentan nuestro riesgo de cáncer, probablemente podamos mitigar estos riesgos adoptando una dieta adecuada con muchas verduras”.

Deja tu comentario

Comentarios