Campus Cultura NewsFeed

El último concierto de Óscar Chávez en Las Islas de CU

Daniel Francisco / Damián Mendoza / Secretaría de Cultura Ciudad de México
Miles de personas acudieron a Las Islas de Ciudad Universitaria a escuchar a Caetano Veloso y Óscar Chávez 

Con el puño en alto, en silla de ruedas, muletas, acompañados de sus hijos y de sus nietos cantaron muchos años después las mismas canciones de protesta. Una familia, dos generaciones entonaron El pueblo unido jamás será vencido. Quienes estuvieron en el escenario acumulan años de exilio, persecución, y recordaron a quienes murieron en el camino como Víctor Jara.

Sábado esplendoroso en Las Islas de Ciudad Universitaria, miles de personas escucharon a Caetano Veloso, Óscar Chávez, Fernando Delgadillo, Inti Illimani, Isabel y Tita Parra y Leticia Servín en Cantares, Fiesta de Trova y Canción Urbana.

Testigos de la sentencia: “Juan Rulfo es tan mexicano como chileno, porque Gabriela Mistral es tan chilena como mexicana, porque nos paramos mirando hacia el futuro sobre los fantasmas que Pedro Páramo nos heredó y tenemos fantasmas ilustres a los cuales cantar, a los cuales recitar, a los cuales rendir tributo”.

La nostalgia tuvo carta de presentación con las playeras (rigurosamente estampadas con la hoz y el martillo, el Che Guevara, Flores Magón, Pancho Villa) vendidas por el estraperlo. Un viejo luchador mostró la calcomanía de un tanque con la fecha del 68 en su silla de ruedas.

Cuando Isabel y Tita Parra interpretaron Vivan los estudiantes, un niño le comentó a su padre: “Ya la vi, ya es muy vieja”. Las señales con la “V” de la victoria eclosionaron con Hasta siempre, comandante. Ojos y lágrimas.

El momento de bailar llegó con Macondo y Óscar Chávez, el Caifán mayor, se disculpó por su voz que le falló varias veces. Después de cantar El pueblo va a triunfar, una mujer apostilló “triunfamos, acá estamos”.

“Será mejor
la vida que vendrá
a conquistar
nuestra felicidad
y en un clamor
mil voces de combate se alzarán
dirán
canción de libertad
con decisión
la patria vencerá.

Y ahora el pueblo
que se alza en la lucha
con voz de gigante
gritando: ¡adelante!

El pueblo unido jamás será vencido,
el pueblo unido jamás será vencido…”.

El Goya retumbó entre los miles de asistentes. Alguien gritó: “¡Que viva la Universidad, pública y gratuita!”.

Deja tu comentario

Comentarios