Ciencia

UNAM estudia geología del Lago Santiago

Michel Olguin/Diana Rojas

El mítico cráter del lago de Santiago, ubicado en el estado de Guanajuato, posee una deformación extraña que llama la atención de todos los visitantes. Algunas zonas se levantan mientras que otras se hunden.

Jaime Carrera, del Instituto de Geología, plantel Juriquilla, de la UNAM, junto con un equipo de investigadores, comenzaron un proyecto donde a través de drones con alta tecnología podrán identificar topográficamente toda la zona, que mide aproximadamente un kilómetro de diámetro.

A través de este equipo, el académico universitario explorará la zona cada seis meses para dar un seguimiento e identificar sus características.

“Los beneficios de utilizar esta tecnología es que maneja alta resolución, y se pueden montar diferentes sensores como cámaras infrarrojas”.

De tal forma que hemos podido construir un modelo tridimensional sin precedentes, donde se muestran todas las estructuras (fracturas, domos y escarpes) creadas por una deformación activa del lago.

Beneficios de los drones

Esta metodología puede aplicarse en fechas diferentes para dar seguimiento a una zona y así obtener una serie temporal. De esta forma se puede determinar las tasas de hundimiento o elevación en áreas con deformación activa. Se puede llegar a zonas de difícil acceso.

Por ejemplo, añadió el entrevistado, podemos detectar el índice de vegetación para ver qué tan saludable es un bosque.

Con estos vehículos se pueden obtener modelos digitales de alta resolución, a través de tecnología de gps diferenciales y estaciones totales para que la precisión esté garantizada, concluyó.

Deja tu comentario

Comentarios