Campus Humanidades

Terrorismo de hoy, difícil de controlar

Michel Olguín/Diana Rojas

En días pasados ocurrió otro atentado en Bruselas, pero llama la atención que este acto se suma a una ola de terrorismo similar al resto de Europa, ¿por qué ocurre esto, qué está pasando?, planteó Dámaso Morales Ramírez, profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

Una de las respuestas, agregó el también investigador del Centro de Estudios Europeos, es que los terroristas ya no son aquellos que provenían de Medio Oriente entrenados específicamente para esta acción, sino que son ciudadanos europeos descendientes de musulmanes de segunda o tercera generación.

Así, los actos terroristas de hoy ya no se planean durante meses y meses, donde la persona se preparaba desde un país lejano durante mucho tiempo y todo el proceso era muy caro.

“Ahora vemos a ciudadanos belgas, británicos o de origen francés descendientes de musulmanes, que simplemente mantienen comunicación a través de redes sociales como Facebook, Twitter, whatsapp, y otros instrumentos”, abundó.

Estos nuevos medios de comunicación son altamente efectivos y muy complicados de detectar, donde los jóvenes pueden acceder a todo una serie de principios ideológicos radicales, y también se informan sobre cómo fabricar bombas caseras.

De esta forma, ya no es necesario gastar tanto en un acto de este tipo, sino que basta ir a la tlapalería de la esquina para crear una granada casera, e incluso pueden usar sólo un cuchillo, machete, o simplemente rentar un automóvil y atropellar a las personas.

¿Qué está sucediendo?
De acuerdo con el profesor universitario, hoy tenemos una nueva forma de hacer terrorismo que es mucho más barata a través de los llamados lobos solitarios, personas que difícilmente se les puede dar seguimiento, porque en Europa existe una gran población musulmana que además está excluida.

De hecho, este sector no tiene acceso a buenos empleos ni educación, y de alguna manera son discriminados hasta por las mismas localidades donde viven, por ello, se unen a este tipo de actos.

En conclusión, esta nueva forma de hacer terrorismo es más difícil de controlar, y tiene un impacto mediático más elevado, en efecto, causa mucho terror.

“Seguramente, Europa tendrá que hacer algo al respecto y cambiar la forma en que se acerca y sigue a los terroristas, pero también la forma en cómo los medios dan cuenta de estos actos”, finalizó.

Deja tu comentario

Comentarios