Academia Campus Ciencia

Ser biólogo es ser feliz

Brenda Terrazas/Damián Mendoza
Rodrigo Medellín participó en un Facebook Live organizado por el gobierno de Campeche

 “Ser biólogo es como comer panuchos: una vez empieza uno, ya no puede parar”, dijo con entusiasmo el doctor Rodrigo Medellín Legorreta, investigador titular en el Instituto de Ecología UNAM, en un facebook live organizado por la Secretaría de Medio Ambiente Biodiversidad y Cambio Climático de Campeche.

Agregó que ser biólogo es dejar que el ansia de saber dirija toda tu vida. Ser biólogo es sólo una etiqueta, una faceta, y es que todos tenemos un biólogo dentro, que se manifiesta con esa sensación de observarlo todo, cuestionarnos todo. Así fue que desde los 13 años, ya enamorado de la biología, acudió al Instituto de Biología y acompañó en sus proyectos al doctor William Lopez-Foment.

En 1981, en la Selva Lacandona, comenzó sus estudios de un modo más profesional. Ayudó a la creación de la Asociación Mexicana de Mastozoología en 1983, grupo que conjunta a todos los especialistas estudiosos de los mamíferos.

Medellín se tituló en 1986. Le tomó mucho tiempo (1981-1986), tuvo que recolectar datos de murciélagos en la selva donde se encontraba. El investigador recuerda que no hay mejor halago que se roben tu tesis de la biblioteca.

Después de titularse fue a estudiar el posgrado en la Universidad de Florida en Gainesville, debido a que él y su esposa observaron que sus intereses se conjuntaban en ese lugar. Su esposa estudia ecología de musgos y Medellín trabajó con John Eisenberg.

El investigador regresó a la UNAM, al Instituto de Ecología, a terminar sus estudios de doctorado y creó el Laboratorio de Ecología y Conservación de Vertebrados Terrestres. En 1994 desarrolló el Programa para la Conservación de los Murciélagos de México (PCMM), fue como una bola de nieve, acota, ya que trabajaron para la conservación de los murciélagos en el mundo.

Al terminar su doctorado lo invitaron a colaborar en el desarrollo de la SEMARNAP (ahora SEMARNAT), trabajó dos años como Director General (1995-1997). Ahí ayudó a crear tres programas que son la base sustentante de buena parte de la política de conservación de la biodiversidad en México: UMAs, NOM 059 y el Programa de Especies Protegidas.

Medellín se ha dedicado a proteger y conservar varias especies de mamíferos, no sólo los murciélagos, también trabajó con jaguares, borrego cimarrón, varias especies de tiburón, y otras. No sólo lo ha logrado en México, tambien fue uno de los creadores de RELCOM (Red Latinoamericana para la Conservación de los Murciélagos) en 2007.

Continuó ampliando horizontes, animó a especialistas de mamíferos en África a crear algo parecido a RELCOM. En el 2013 se creó el BAT CONSERVATION AFRICA, el cual reunió a 16 países africanos.

Medellín finalizó su plática pidiendo proteger y conservar la vida silvestre y que los crímenes contra la fauna sean considerados delitos graves.

Deja tu comentario

Comentarios