Astronomía Ciencia NewsFeed

Se han encontrado estrellas jóvenes en una parte antigua de nuestra galaxia

Science News
Un grupo de estrellas jóvenes (marcadas con estrellas azules) en los confines de la Vía Láctea puede haberse formado a partir del gas desprendido de dos galaxias más pequeñas que caen hacia nuestra propia galaxia. Imagen: Science News

Un grupo de estrellas jóvenes en la Vía Láctea está en un sitio donde aparentemente no debería existir.

Nuestra galaxia está envuelta en un extenso halo de estrellas viejas y gas caliente, un gas que no puede enfriarse lo suficiente como para agruparse y formar nuevas estrellas. Y, sin embargo, una bandada de estrellas relativamente nuevas atraviesa la galaxia, informaron los investigadores el 7 de enero durante una conferencia de prensa en la Sociedad Astronómica de Estados Unidos.

El cúmulo estelar tiene unos 120 millones de años y se encuentra a unos 94,000 años luz de la Tierra. Los astrónomos lo encontraron analizando datos del satélite Gaia de la Agencia Espacial Europea (ESA) para estrellas jóvenes agrupadas y moviéndose en la misma dirección a través del cielo.

El grupo “no tuvo tiempo de formarse en otro lugar, por lo que probablemente nació cerca de donde lo vemos“, dijo Adrian Price-Whelan, astrofísico del Instituto Flatiron en la ciudad de Nueva York. “Pero, ¿cómo se formó allí, donde hay muy poco gas frío que necesitas para formar una nueva generación de estrellas?

Una pista, dijo, se encuentra con las Nubes de Magallanes, dos galaxias satelitales de la Vía Láctea. El cúmulo parece estar acelerando por delante de una corriente de gas arrancada de esas galaxias por la gravedad de la Vía Láctea, lo que sugiere que quizás nuevas estrellas están saliendo de los restos triturados de estos satélites.

Si el grupo y la secuencia están conectados, revelan condiciones desconocidas, dijo David Nidever de la Universidad Estatal de Montana en Bozeman en la misma conferencia de prensa. Las estrellas parecen avanzar hacia adelante, mientras que el gas en el halo arrastra la corriente, disminuyendo su velocidad. Teniendo en cuenta la edad del cúmulo estelar y su distancia de 17,000 años luz desde el borde delantero de la corriente, Nidever dijo que el gas en el halo puede ser 10 veces más denso de lo que se pensaba.

Fuente: Science News

Deja tu comentario

Comentarios