NewsFeed

Rasca Mapas, la ilusión y la nostalgia del viajero

Luisa González / Damián Mendoza

“Los viajes ilustran”, dicen los expertos. Y es verdad. El proceso de viajar se disfruta de principio a fin: elegir un destino, planear la ida, ahorrar, preparar maletas, caminar por los nuevos lugares, tomar fotos, saborear comidas típicas, abordar el tren, avión, camión o ferri; escribir los detalles en una bitácora y disfrutar la estancia.

¿Después del viaje qué queda? Recordar el momento, comentarlo con los familiares y amigos, y hasta marcarlo en un mapa que indique dónde ha estado el viajero y preparar la próxima aventura, “fijarse un reto”, así lo ve Eder Bayuelo, director de “Rasca Mapas”, un concepto mexicano concebido por él y su socio Julio Ramírez.

 Como su nombre lo indica, “Rasca Mapas” es un mapa donde los amantes de los viajes pueden ir marcando, o “rascando” literalmente, sus visitas. Hay mapas del mundo para quien tiene la oportunidad de visitar destinos internacionales; los hay de México, por estado, por “pueblo mágico” o por municipio y hasta de la Ciudad de México para los chilangos conocedores de su capital.

 

Capitalino errante

 

Eder estudió periodismo en la FES Acatlán de la UNAM, se inició como reportero en el portal web “Capitalino Errante, Guía Definitiva de la CDMX”, el cual ganó el premio “Estímulo Telefónica a la Comunicación” (ETECOM Latam) en 2015. Viajó con otros dos compañeros a Madrid, España, para colaborar durante dos semanas en la redacción de El País.

 Para continuar sus estudios Eder trabajó desde casa (home office) y en oficina. De su último trabajo fue despedido, luego de regresar de un viaje.

 

Mapa Chino

 El mapa rascable ya existía en China, un lienzo de fondo negro y tinta dorada: “Yo ya había visto el mapa del mundo, el cual ya existía antes de nosotros, que lo hacen en China, me causó curiosidad porque su mapa del mundo tenía todos los países, y Estados Unidos y Canadá eran los únicos países que estaban divididos en estados pero México no, sólo estaba su silueta completa, como si ir a Cancún ya representara haber ido a todo el país”.

 Eso lo motivó para crear su propio mapa de México con sus 32 estados bien señalizados.

Sin trabajo y con un finiquito que sólo le alcanzaría para sobrevivir tres meses, Eder se arriesgó a invertir el dinero en la idea. Contactó a un amigo diseñador, compró el sitio web, armó la empresa, puso en práctica sus conocimientos en marketing digital y comenzó a darse a conocer. 

El primer mapa que se vendió fue el de municipio (en México hay dos mil 458): “El primer año vendimos cinco mil mapas, fue para mi una explosión que jamás me imaginé que iba a suceder”.

 Después de ese primer producto vinieron otras versiones como el mapa de pueblos mágicos, el de zonas arqueológicas, uno de la CDMX dividido en colonias, y recientemente una bitácora de viajes. 

¿A quién está dirigido Rasca Mapas?

 “Estos mapas están dirigidos a un público más como yo, como mi novia, que nos encanta viajar y llevar un registro de los lugares que conocemos, guardar boletos del metro, de avión, de autobús, escribir las cosas que hicimos, a esa gente va dedicado el producto”. 

A dos años de trabajar en y para Rasca mapas Eder comenta que “si yo tuviera que darle un mensaje a alguien que está emprendiendo es: hazlo sin miedo a nada ni a nadie. Si tu papá y tu mamá te dicen que estás loco diles: “Sí estoy, bye”, haz tu proyecto y no te detengas”.

 

 

Deja tu comentario

Comentarios