Cultura

¿Quién es analfabeta ahora? es la pregunta que Andy Medina ha llevado del MUAC a las calles de la ciudad

CulturaUNAM

¿Qué pasa cuando llamamos analfabeta a otra persona? ¿Qué pasa cuando señalamos a alguien porque desconoce una lengua? Para entender esos mecanismos de exclusión, Andy Medina nos pone del otro lado de este señalamiento, nos coloca en el lugar de quien desconoce una lengua, todo a partir de su intervención urbana ¿Quién es analfabeta ahora?. No te pierdas los últimos días de esta propuesta, que podrá verse en la página del Museo Universitario Arte Contemporáneo de la UNAM y en las calles de la Ciudad de México hasta el próximo 17 de septiembre.

La sociedad es como un cuerpo, se plantean las curadoras de ¿Quién es analfabeta ahora?, Alejandra Labastida y Virginia Roy, y bajo esta premisa recuperan la idea de la pensadora Judith Butler, sobre que “el lenguaje preserva el cuerpo… más bien una cierta existencia social del cuerpo se hace posible gracias a su interpelación en términos de lenguaje”.

En este contexto ¿Quién es analfabeta ahora?, la segunda intervención urbana de #MUACenlaCiudad que ha quedado a cargo de Andy Medina, se nos presenta como un ejercicio para ahondar en la compleja trama entre lenguaje, poder e identidad dentro de este gran cuerpo que es la sociedad mexicana.

Medina lleva trabajando años en este proyecto, por medio del cual busca subvertir el sentido de las políticas del idioma. Para plasmar estas ideas ha producido carteles en mixe, zapoteco, mixteco y náhuatl de las frases “¿Quién es analfabeta ahora?” e “Ignorante”, los cuales se desplegarán en distintos puntos de la urbe. El transeúnte al caminar por la CDMX leerá esas palabras en otro idioma y desconocerá su significado, a menos de que lo hable.

Este juego pone en cuestión la relación entre lenguaje, poder e identidad, al forzar a las personas a caer en una dinámica de extrañamiento al no entender lo que dicen los carteles. Así, la pieza reflexiona sobre el rol del lenguaje no sólo como instrumento del poder, sino como una pieza clave de la hegemonía racial y lingüística.

En un segundo momento, la obra de Medina se convierte en un acto de habla cuando las y los espectadores leen el título que traduce la frase al español y, con suerte, se colocan en el lugar de analfabeta.

Con su pieza, Medina busca trasladar la experiencia de extrañamiento y confusión, que viven miles de personas que hablan algún idioma indígena al desplazarse a las grandes ciudades, hacia quien habita la ciudad y habla el lenguaje dominante, el español.

En opinión de las curadoras de ¿Quién es analfabeta ahora?, el proyecto expone el violento rol que ha tenido la educación pública en la unificación racial y lingüística del Estado mexicano. Esta empresa transformó a una sociedad pluriétnica donde se superponían varias lenguas en uso en una nación aparentemente monolingüe, cruzada por una multitud de jerarquías lingüísticas.

El gran proyecto educativo del Estado mexicano, disfrazado de ideologías indigenistas, buscó la erradicación sistemática de los idiomas indígenas en pos de transformar el mosaico de culturas que habitaban el territorio en una sociedad “mestiza”; es decir, en una población castellanizada y occidentalizada, falsamente descrita como el producto de una hibridación cultural y biológica.

¿Quién es analfabeta ahora? plantea así que las palabras y frases no se conciben únicamente como una mera herramienta de comunicación, pues pueden llegar a ser un mecanismo de opresión. Para las curadoras de la intervención, es importante que en el contexto de los 500 años de la conquista y la imposición de la lengua española en México, se dé el momento de repensar y salvaguardar el
papel de las lenguas indígenas del país, de reconocer esta tarea como una responsabilidad compartida y no sólo de los hablantes. Consulta: muac.unam.mx/

 

Deja tu comentario

Comentarios