Cultura

¿Qué hay detrás de los recientes ataques a grandes obras de arte?

Redacción

En los últimos meses, grupos de activistas han atacado distintas obras de arte de suma importancia con el fin de dar a notar sus reclamos, entre los cuales destacan la falta de atención y de medidas para combatir el cambio climático.

El pasado mes de octubre cuatro obras fueron atacadas. El 27 de octubre, ‘La joven de la perla’ sufrió un atentado por parte de dos jóvenes, quienes vandalizaron la pintura realizada entre 1665 y 1667 y que se encuentra en el muso Mauritshuis de La Haya. El ataque se realizó de la siguiente forma: uno de los jóvenes pintó su cabeza sobre el cuadro, mientras que el otro se acercó y le tiró salsa. Ante esta situación, la policía de Países Bajos tomó acciones y detuvo a tres personas, aunque no dio más detalles.

Tres días antes, ‘Los almiares’ una de las obras más importantes (y caras) de Claude Monet sufrió un ataque cuando el grupo activista ‘Ultima Generación’ lanzó puré de papa. Tras la agresión, los atacantes cuestionaron a los presentes: “¿Qué vale más, el arte o la vida? Cada vez más personas se niegan a aceptar en silencio la progresiva destrucción y puesta en peligro de la vida humana en nuestro planeta”.

Después del atentado, ambos se pegaron a una pared de la sala exposiciones, aunque fueron despegados y detenidos temporalmente.

Por otro lado, el 14 de octubre, dos activistas de la organización Just Oil atacaron una de las obras más importantes de Vincent Van Gogh, ‘Los Girasoles’, localizada en la National Gallery de Londres, en Gran Bretaña. En esta ocasión, la agresión se dio cuando le arrojaron dos latas de sopa de tomate y el motivo de ésta, aunado a las protestas contra el cambio climático, fue reclamar por el aumento de la inflación y por tanto, los altos costos de la comida que la hacen inaccesible para ciertos sectores de la población. La obra no sufrió daños considerables y hubo dos detenidos.

‘La Masacre de Corea’, de Pablo Picasso, fue otra de las obras agredidas. El ataque se realizó el pasado 9 de octubre cuando integrantes de Extincion Rebelion se pegaron al cuadro, que estaba siendo expuesto en Melbourne, Australia. Durante el acto de protesta, los activistas desplegaron una pancarta con la leyenda ‘Caos climático es igual a guerra más hambruna”. La Policía detuvo a ambos activistas y un tercero que les ayudó.

El inicio de estos ataques constantes contra obras de arte inició en julio cuando miembros de ‘Just stop oil’ atentaron contra una réplica de ‘La última cena’ de Leonardo da Vinci en la Real Academia de Artes de Londres. No hubo daños, pero el mensaje fue el mismo que se ha mandado al igual que con las posteriores agresiones: denunciar la falta de acciones políticas para mitigar los efectos del cambio climático.

Deja tu comentario

Comentarios