Ciencia Medio Ambiente

Primera cosecha de plátanos en Holanda sin uso de tierra

Universidad de Wageningen
Cultivo sostenible de plátanos, resistentes a enfermedades y cultivados en suelos saludables en un clima social responsable. Imagen: Universidad de Wageningen

En los invernaderos de la granja experimental Unifarm en la Universidad de Wageningen se realizó un experimento de investigación único, y no sólo por ser la primera producción de plátanos utilizando sustratos artificiales en suelo holandés.

Los plátanos crecen en el invernadero en macetas y en dos tipos de sustrato: fibra de coco y lana mineral o de roca (obtenido de roca basáltica), de esta manera y sin utilizar tierra, intentan combatir el “mal de Panamá” enemigo de las plantaciones de plátano que se transmite en el suelo.

El mal de Panamá es causado por el hongo Fusarium oxysporum, un patógeno muy difícil de combatir porque nace en la tierra y se propaga muy fácilmente con el agua y las partículas de barro, especialmente gracias a zapatos sucios, ropa y herramientas. El mal no puede ser controlado con fungicidas.

El experimento parece ser muy exitoso, dice el profesor Kema. “Las plantas crecen muy bien con solo la aplicación de una solución nutritiva”. La ventaja del cultivo de sustrato es que los nutrientes pueden adaptarse mejor a las necesidades de la planta. Además, previene las pérdidas, posiblemente “alrededor del 30%”.

“Creo que este método tiene mucho potencial y permitirá evitar pérdidas por enfermedades o pestes”. Pero aún faltan más pruebas en otras regiones, finaliza Kema.

Deja tu comentario

Comentarios