Academia Deportes Reportaje

¿Por qué tantas restricciones en el mundial de Catar 2022? Especialistas de la UNAM lo explican

Fabiola Méndez / Erik Hubbard

El 20 de noviembre el balón mundialista rodó en Medio Oriente para dar inicio a la edición XXII de la Copa del Mundo que por primera vez se jugará en otoño debido a las características climáticas de su país anfitrión: Catar.

Ya que de haberse jugado entre junio y julio hubiera sido imposible realizar los juegos entre las selecciones, debido a que durante esos meses la temperatura del país árabe llega a los 50 grados.

Pero eso no será lo único diferente de este Mundial, Catar representará un encuentro con otro mundo, “es un espacio que rompe con lo referentes donde tradicionalmente se han hecho los otros mundiales, y donde la forma en la cual se entiende la dimensión festiva es muy distinta. La religión es la que tiene mayor peso y la que determina en gran medida muchas de las prácticas que se van a llevar a cabo dentro de este Mundial”, explicó Nelly Lucero Lara Chávez, doctora en Ciencias políticas y sociales de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM.

De acuerdo con la especialista, el Islam no sólo es la religión que determina la forma de pensamiento, sino también sus prácticas, y tiene carácter de ley.

Y es que en ese país se aplica la Ley Sharía, un conjunto de normas que rigen el código de conducta y la moral de los ciudadanos. Se tratan de un conjunto de reglas fundamentadas en el Corán, el libro religioso del Islam, que establece qué cosas están permitidas o no desde el punto de vista de la moral religiosa, explicó Jaime Isla Lope, profesor de la carrera de Relaciones Internacionales de la F

Para el especialista en Medio Oriente será un Mundial sui géneris por las restricciones que se aplicarán a todas las personas que vayan al evento. Por ello, la fiesta del futbol será una celebración prohibida en el Mundial de Catar 2022.

Para festejar durante el Mundial habrá un espacio con capacidad para 40 mil aficionados en el parque Al Bidda, situado en el centro histórico de Doha, uno de los destinos más antiguos y populares de Catar.

El FIFA Fan Festival fue dispuesto por la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) y será un lugar donde se retransmitirán todos los partidos y se podrá disfrutar de la música y la gastronomía local.

Y es que, a diferencia de ediciones anteriores, en este Mundial no podrá haber la tradicional “caminera”, ya que el país anfitrión “focalizó” la venta de bebidas alcohólicas en el festival para fans y no en las inmediaciones de los estadios, como habían pactado previamente. En esos sitios sólo se venderán bebidas sin alcohol.

De acuerdo con Jaime Isla, hay muchas interpretaciones para entender la prohibición, una de ellas fue que Mahoma perdió una batalla por culpa del alcohol, se emborracharon sus seguidores y mientras se encontraban así, el grupo de contendientes que había sido vencido regresó y los derrotaron, “desde ese momento Mahoma decidió que no se podía beber alcohol”, explicó el especialista.

Otra de las restricciones serán los festejos, ya que si el TRI logra avanzar victoriosamente en la fase de grupos e incluso llegar al anhelado quinto partido, las y los aficionados mexicanos no podrán entonar el “cielito lindo” ni ninguna porra en las calles, pues están prohibidos los gritos y los comportamientos irrespetuosos. De hacerlo, pueden ser deportados o sancionados con cárcel.

Por otro lado, la homosexualidad está prohibida por la ley islámica y las demostraciones de cariño de este tipo van a ser muy reprimidas en Catar. Asimismo, las parejas heterosexuales tendrán que abstenerse de manifestar su afecto en las calles y también en los hoteles en caso de no haber un matrimonio de por medio, ya que en aquel país árabe se considera una ofensa a la decencia pública.

Además, en aquella nación está penado el uso de ropa que exhiba el cuerpo de las mujeres, como shorts, blusas sin mangas o ropa escotada, por lo que los aficionados tendrán que analizar su guardarropa para saber qué incluyen en las maletas ya que existe la “policía religiosa” que vigila que las mujeres lleven la vestimenta adecuada.

Para disfrutar el Mundial de Catar hay que conocer las restricciones existentes ya que los castigos pueden ser muy graves, desde lo más sencillo como la deportación, que te lleven al aeropuerto y te saquen del país, o hasta llevarte a la cárcel y ser juzgado por las leyes cataríes y cumplir la condena allá.

“Yo les aconsejaría que tuvieran las máximas precauciones posibles para evitar cualquier roce con las autoridades”, finalizó Jaime Isla.

Deja tu comentario

Comentarios